Infidelidad femenina: Cuáles son los motivos para serle infiel a la pareja

Una pareja demasiado controladora, motivado por una desconfianza y sospecha constante hacia la mujer, empuja a la infidelidad.

Foto: Pixabay.

Venganza, personas controladoras y falta de sexo pueden ser causas para buscar refugio en otro individuo

La infidelidad femenina, igual que la masculina, es uno de los motivos principales de divorcio o ruptura en una pareja, puesto que en casi todos los casos se convierte en una fuente de angustia y desconfianza. Sin embargo, hay que recordar que ninguna pareja está libre de problemas y, de no aclararse pueden derivar en situaciones incómodas, como la infidelidad.

Cuando se da este comportamiento es porque generalmente se vienen arrastrando sentimientos de insatisfacción, donde una de las partes, la que comete infidelidad, suele sentirse con un vacío dentro de la relación y busca la manera de llenar esos espacios fuera de la pareja. Sentir que no se tiene espacio personal o no hay presente una satisfacción sexual, son unos de los factores más comunes.

Sin embargo, la infidelidad femenina tiende a ser juzgada de forma diferente en comparación a la de los hombres. Pero las mujeres expresan que para ellas cometer adulterio debe estar fundamentado en algo más allá que el simple impulso sexual, aunque siempre existen excepciones a la regla, lo cierto es que el sexo femenino al decidir ser infiel trata de elegir el momento y la persona adecuada.

Generalmente el principal motivo para que una mujer ponga los cuernos es sentirse ignorada o descuidada en la relación de la que es parte. Si cree que su pareja no le hace caso, no le presta la debida atención o que ha dejado de ser importante en su vida, tratará de conseguir a otra persona que la trate como ella busca.

Otro de los rasgos, que puede quizás ser contradictorio al mencionado anteriormente, es que la pareja se vuelva demasiado controladora, motivado por una desconfianza y sospecha constante hacia la mujer, situación que empuja a la infidelidad, la falta de confianza. Prohibir hablar con amigos hombres, salir con amigas, celos agresivos derivan en que la mujer busque una salida rápida, la infidelidad, para drenar la carga que conlleva estar con una persona con dichas características.

Cuando las parejas llevan mucho tiempo y, sumado a ello tienen hijos, las relaciones suelen volverse monótonas y caer en la rutina, llegando a comportarse como compañeros de habitación en vez de mantener los rasgos que caracterizan a una pareja enamorada, tal como lo fueron en algún momento. En esta etapa suelen desaparecer los detalles, sorpresas y pasión, abriendo paso a otras actividades o preguntas relacionadas con los deberes del hogar.

También, las mujeres al sentirse solas pese a estar en una relación, bien sea por la cantidad de horas que trabaja su pareja, viajes, un hijo de otra relación o compromisos de deba atender, es decir, una persona ausente física y emocionalmente para ella, intentará buscar en otra parte lo que no encuentra en su hogar.

Otro de los factores sería la escasa intimidad sexual, no por mencionarlo en este punto tiene menos importancia, si la mujer no se siente satisfecha sexualmente con su pareja, buscará lo que no encuentra en su cama, en otros lugares.

A pesar que estos son unos de los principales factores que llevan a la mujer a tomar la decisión de ser infiel. Un estudio determinó que el engaño por venganza es uno de los más comunes en las mujeres, la mayoría de las encuestadas aseguró que le puso los cuernos a su pareja porque esta lo había hecho previamente.