El Antiguo Egipto realizaba algunas de las prácticas sexuales más extrañas de la antigüedad

Se dice era una civilización adelantada a su época, incluso se les atribuye la creación del primer consolador

Foto de AFP

EnEspañol24.com.- El Antiguo Egipto dejó a lo largo de la historia pinturas y arte con el que en la actualidad se puede deducir y llegar a conclusiones sobre cómo era la vida de esta sociedad, cuáles eran sus costumbres y estilo de vida en todos los aspectos a lo largo de su paso por la Tierra, y el sexo jugó un papel fundamental en aquel entonces para los egipcios.

La sexualidad del Antiguo Egipto también fue expuesta de manera explícita en pinturas y murales, e incluso en algunas representaciones de otra índole están repletas de palabras y alusiones a la sexualidad de forma oculta, un ejemplo de ello se puede percibir en la pintura relacionada con la pesca en las marismas y la caza.

A diferencia de los romanos o los griegos, se puede decir que los egipcios eran un tanto más recatados e incluso se les podría calificar como tímidos en sus cuestiones sexuales. Sin embargo, sus tumbas estaban inundadas de arte sobre la sexualidad, además se inclinaban en gran medida a plasmar esta como un elemento generador de vida.

Los egipcios tenían principal interés en preservar la “sangra azul”, es decir mantener el linaje, para ello permitía y consentían algunas conductas, que a la fecha están mal vistas por la sociedad, llegando a considerarse aberrantes, por ello los faraones estaban de acuerdo y promovían el matrimonio entre hermanos, padres e hijas “para preservar la pureza”.

El erotismo es esta sociedad antigua estaba muy marcado y fue siempre un ítem descriptivo de esta sociedad hasta su desaparición, pues su visión de la sexualidad era principalmente liberal, por ende era una sociedad que carecía de los tabúes sexuales que se pueden apreciar en la actualidad.

Orgías

Las orgías en las sociedades antiguas eran comunes, frecuentes y no estaban mal vistas. En el caso del Antiguo Egipto se puede mencionar el Papiro Erótico de Turín, pues es uno de los pocos documentos que habla sobre la conducta sexual de los egipcios en la antigüedad, donde se aprecia, entre otras imágenes explícitas, una orgía en la que participan miembros de la Corte, sacerdotes y altos cargos, además aparecen frases como “ven y métemela por detrás”.

Poligamia

Pese a que en la actualidad, en algunas sociedades la poligamia está mal vista, en aquel entonces era comúnmente aceptada, aunque mayormente en las clases de mayor estatus, y únicamente los hombres podían tener una esposa y varias amantes, mientras que ellas no podían ser infieles y, de descubrirse el esposo tenía el derecho de asesinarlas. En cambio, si estaban solteras, se les permitía tener varios novios.

La mujer en el Antiguo Egipto logró contar con independencia, en comparación con otras civilizaciones, no había ninguna dependencia legal con el marido, a la hora del matrimonio no existía la ceremonia de consagración y, además, no era presionada ni obligada para llegar virgen al casamiento. No obstante, las parejas se conforman desde temprana edad, principalmente por fines reproductivos y la infertilidad podía conducir a la separación de estos.

Necrofilia y zoofolia

En diferentes culturas antigua se solía practicar la necrofilia y la egipcia no era la excepción, de acuerdo con el papiro, en el reinado de Amenhotep I se descubrió que los embalsamadores realizaban actos necrofílicos, es decir, sexo con muertos, por lo que los familiares de las mujeres fallecidas decidieron comenzar a proteger los cadáveres de los muertos con guardias privados.

Asimismo, el documento expone una especie de prácticas sexuales con animales, realizada principalmente por personajes de alta clase y poderosos, según se expresaba en la sátira de aquel entonces.

Sexo oral y juguetes sexuales

La práctica del sexo oral en el Antiguo Egipto se originó de un mito tras el asesinato del Dios Osiris, pues se cuenta que cuando fue asesinado y descuartizado por su hermano Seth, conocido como “El Mal”, y tanto su esposa como su hija viajaron alrededor del mundo recolectando todas las partes del cuerpo, pero no encontraron el pene, por lo que su esposa esculpió el pene de arcilla, lo unió al cuerpo, devolviendo a Osiris a la vida.

También se presume que la cultura egipcia estaba adelantada para su época, pues inventaron prótesis para personas con malformaciones en sus pies o manos, pero además crearon un consolador primitivo que fue fabricado con restos del pene de un chalote, para ser usado por las sacerdotisas.