Irán inicia negociaciones para comprar vacunas contra el COVID-19 a EEUU

“Hemos entrado en negociaciones con uno o dos países europeos para obtener las vacunas Pfizer y Moderna”, indicó Raisí

Foto de EFE

EnEspañol24.com.- Irán inició las negociaciones con Europa para comprar vacunas estadounidenses contra el COVID-19, pese a que el líder supremo Alí Jameneí prohibió en un principio su importación.

“Hemos entrado en negociaciones con uno o dos países europeos para obtener las vacunas Pfizer y Moderna y, en caso de que todo avance bien, definitivamente las importaremos”, indicó el viceministro de Salud, Alireza Raisí, en declaraciones difundidas por la agencia local Isna, reseñó EFE.

Aclaró que no se trata de que previamente Irán no haya intentado importar vacunas, sino que muchos países como China y EE.UU. no facilitaban sus fármacos antes de haber vacunado a un cierto porcentaje de su población.

“La iniciativa Covax (de la OMS) y los contratos para comprar vacunas de Rusia y de China fueron nuestras principales medidas para importar vacunas y, hasta ahora, China nos ha dado la mayor cantidad de vacunas”, explicó Raisí.

Esta medida ha sido anunciada tras abundantes críticas por parte de la población contra la decisión de no importar vacunas estadounidenses, lo que a juicio de los iraníes es una de las causas de la lentitud en la campaña de inmunización y del actual pico de contagios y decesos.

El pasado enero, Jameneí prohibió la importación de vacunas estadounidenses y británicas al país alegando que esas naciones, con los que Irán mantiene tensas relaciones, podían buscar con sus sueros contaminar a otros.

“La importación de las vacunas estadounidenses y británicas al país está prohibida (…) Si los estadounidenses hubiesen podido producir una vacuna, ese desastre de coronavirus no habría ocurrido en su propio país”, subrayó el líder de Irán.

Sin embargo, en redes sociales han circulado comentarios de que las propias autoridades se han vacunado con Pfizer y que, por ese motivo, a partir de la segunda ola de la pandemia ya no hubo casos de contagio entre los altos responsables del país aunque, oficialmente, tanto el líder supremo como el presidente Ebrahim Raisí han sido inmunizados con el fármaco de producción local COVIRAN Barekat.

Hasta ahora unas 5,5 millones de personas han recibido las dosis completa y 16,4 una primera dosis, en su mayoría de la vacuna china Sinopharm, de una población superior a los 80 millones.