1 de marzo de 2024

Japón investiga una tercera muerte de vacunado con una dosis de Moderna contaminada

Pretenden esclarecer si la muerte de un varón de 49 años, que se produjo en agosto, tiene relación con la inyección

Foto de Efe

EnEspañol24.com.- Japón investiga la muerte de una tercera persona que recibió una dosis de la vacuna de Moderna procedente de uno de los lotes fabricados en España, los cuales fueron bloqueados tras detectarse contaminación.

Con dicho estudio pretenden esclarecer si la muerte de un varón de 49 años, que se produjo en agosto, tiene relación con la inyección de los mencionados lotes (antes de ser bloqueados), confirmó este martes a Efe un portavoz del Ministerio de Salud del país de Asía Central.

Precisó que la persona recibió su segunda dosis el 11 de agosto y su muerte fue confirmada en la mañana del día siguiente, según datos de Sanidad, que recibió notificación del caso por su empresa el pasado 4 de septiembre.

Vale recordar, que también están investigando el deceso de otras dos personas, de 30 y 38 años.

Las partículas contaminantes se observaron en 39 viales (390 dosis), pero Sanidad decidió bloquear por precaución tres lotes enteros con 1,63 millones de dosis (3004667, 3004734 y 3004956) producidas por Moderna y distribuida por su en Japón, la farmacéutica Takeda.

Estas compañías anunciaron la semana pasada que las partículas contaminantes contenían acero, posiblemente de “un aparato de la cadena de producción” de la fábrica española de la empresa Rovi, y descartaron riesgos graves para la salud, al margen de una reacción local, recogió Efe.

Ante esta situación, Sanidad indicó el mencionado material se usa en equipos médicos, como válvulas cardíacas, reemplazo de articulaciones y suturas o grapas sanitarias, “se considera poco probable que afecte al cuerpo” si se introduce en el mismo.

“Por el momento no hay información suficiente sobre el caso, por lo que seguiremos recopilando información y evaluándola”, añadió en el texto.

Por su parte, ambas farmacéuticas están trabajando con el Ministerio de Salud y Bienestar para investigar las muertes”.