Joker: Un villano de culto con la fama de un superhéroe

Sin un ápice de cordura, caótico, manipulador, teatrista, vengativo y extrañamente estratega para los crimines más atroces de DC.

DC COMICS

EnEspañol24.com- En todo el universo DC Cómics existe una gran variedad de villanos y antihéroes que han dejado un destacado papel en las acciones que le conciernen, aunque siempre terminan derrotados por los superhéroes, reforzando así la línea de que el bien siempre triunfará sobre el mal. Pero existe uno que rompió todos los esquemas, y en ocasiones sobrepasa la fama de muchos metahumanos o héroes poderosos.

El Joker, cuál sino más que él, es un personaje de culto para millones de seguidores. Aunque esto no quiera decir que todos hagan una apología a la villanía, locura o el delito, sino que sus impresionantes papeles durante 80 años como el antagonista de Batman lo sitúan en el máximo lugar entre todos los villanos.

Orígenes

Sin un ápice de cordura, caótico, manipulador, teatrista, vengativo y extrañamente estratega para los crimines más atroces de DC, son algunos de los trucos que guarda bajo su manga. Aunque este personaje debe su sitial de honor del crimen dos escritores de la edad de oro de los cómics, los años 40. Se trata de Jerry Robinson y Bill Finger, quienes trabajaron bajo la firma y conceptos de Bob Kane, para las páginas de Batman #1.

Robinson y Finger, quienes crearon la personalidad del personaje, se basaron en la película ‘El hombre que ríe’ de 1928, esta a su vez basada también en la novela homónima del escritor francés Víctor Hugo. Desde el principio, los orígenes del príncipe payaso son desconocidos, incluso las múltiples historias contadas en algunas ediciones especiales no son certificadas por DC como la verdadera. Si embargo, sería el mismo Bill Finger que en 1951 crearía el más aceptado entre el público, sobre el supuesto accidente del Joker en una fábrica de químicos, que le daría el aspecto blanquecino de porcelana y cabello verde.

En el especial ‘The killing Joke’ de 1988, el escritor Alan Moore ahondaría sobre esta versión del origen que expuso Finger. Aunque penetraría en las causas que llevaron a la locura del personaje, como el fallecimiento de su esposa embarazada y el fracaso como un actor de comedia, tras abandonar la fábrica de químicos donde trabajaba. Toda esta trama lo lleva a robar su antiguo lugar laboral, pero en la intervención de Batman, el Joker acaba en un accidente que culmina con su poca percepción objetiva de la realidad. Desde entonces sería conocido como el príncipe payaso.

Un agente del caos

En algunas ocasiones los villanos que enfrentan a Batman tienen ciertos códigos sobre cómo actuar, por lo que el lector podrá saber rápidamente de que trata la trama, así que solo quedará por ver si el héroe puede salvar el día. Pero con el Joker sencillamente no se sabe que puede pasar en cada una de sus actuaciones, sus acciones persiguen solamente causar caos y maldad en la ciudad de Gotham. Esto lo llevó a ser el asesino del segundo Robin, Jason Todd, al que mató de una manera violenta y sanguinaria. También fue el causante de la muerte de Sarah, la primera esposa del comisario Jim Gordon, y dejó profundas secuelas en la segunda pareja del policía, Barbara Gordon, mujer que desempeñó el papel de Batgirl, el cual debió abandonar.

En un universo paralelo, el Joker atacó a la esposa de Superman, Lois Lane, y envenenó al hombre de acero con gas del miedo mezclado con kriptonita. Aunque Clark Kent terminó asesinándolo, el payaso dejó una profunda huella de dolor en el superhumano.

Censura y el ‘cómic code’

En los años 50 se impuso en Estados Unidos un código para censurar en los cómics populares ciertas historias que tuvieran crímenes, sexo o terror. Conocida como la ‘Comics Code Authority’, hizo que la serie de Batman modificara su oscuridad gótica, mientras que el Joker cambió un poco de personalidad, de una mente trastornada a un villano que mezclaba el humor negro en sus fechorías.

Esto fue así hasta finales de los 80, cuando las restricciones sobre el entretenimiento escrito se flexibilizaron y el antiguo y consternado Joker volvió a las páginas oscuras de Batman. Un buen ejemplo de ello, es la serie ‘Una muerte en la familia’ de 1989, escrita por Jim Starlin y dibujado por Jim Aparo. En esta publicación el Joker asesina a Robin y deja parapléjica a Batgirl.

En el 2015 se creó una serie para remorar ‘The Killing Joke’, para muchos la publicación que dio un salto cuántico al Joker, pero la ilustración en la portada del cómic, realizada por Rafael Alburquerque, causó indignación en algunas organizaciones que luchan contra el maltrato femenino, así que al final esta no salió a la venta.

Poderes

Muchos pudieran pensar que el principal poder del Joker es su propia locura, que lo hace idear los más descabellados planes sin temer a las consecuencias o la muerte que reiteradamente lo acecha. La única motivación es enfrentarse a Batman y crear más caos en ciudad Gotham.

Antes de que el héroe vestido de murciélago se enfrentara al Joker, pensaba que todos los criminales eran movidos solo por el dinero y que existía siempre una lógica en sus actos criminales. Pero el príncipe payaso derribó esta lógica. Lo cual hace que Batman reflexione muchas veces en las series que debe enfrentarlo, chocando con varios dilemas existenciales. Esto pudiese ser otro de los poderes del Joker, que es el único que pone en verdaderos apuros al Caballero Oscuro.

Se puede apreciar que el Joker es resistente al dolor físico en extremo, el cual le causa risas cuando lo siente. Además, es inmune al gas de la risa, más conocido como “Veneno del Joker”. En sí, no tiene ningún tipo de superpoder. Pero el desequilibrio mental, lo convierte en un sociópata sin sentimientos ni contemplaciones, que no es previsible en sus actos criminales.

Referencias