24 de febrero de 2024

Justicia inglesa rechaza juzgar la demanda por acoso de Corinna contra Juan Carlos I

Enespanol24.com El Tribunal Superior de Inglaterra y Gales ha rechazado juzgar la demanda civil por acoso presentada en 2020 contra Juan Carlos I por su examante Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, al considerar, en un dictamen emitido este viernes, que no es de su jurisdicción.

Tras un proceso preliminar que ha durado tres años, la jueza Rowena Collins Rice ha determinado hoy que, según la normativa, la demanda debería haber sido presentada en el país “donde está domiciliado el demandado” -España-, en una sentencia que podrá ser recurrida por la empresaria danesa.

La magistrada del Superior explica que no se puede hacer una excepción en este caso y juzgarlo en territorio inglés debido a que Corinna no ha demostrado en las audiencias previas que el acoso del que acusa al rey emérito ocurriera en Inglaterra.

Dice también que, incluso si tuviera jurisdicción, habría denegado la petición de la empresaria danesa nacida en Alemania de modificar sus alegatos, los cuales, precisa, han estado carentes de claridad y llenos de “inconsistencias”.

Collins Rice manifiesta asimismo que la demanda de la antigua amante del rey no cumplía los requisitos para los casos de acoso que se presentan ante el Superior, y afirma que no puede obligar a declarar en Londres al antiguo monarca.

“La demandante tiene un relato que desea dar sobre su historia personal y financiera con el demandado, y sobre el daño que él ha causado a su tranquilidad y a sus derechos personales, su bienestar y su vida empresarial, social y familiar. No opino sobre su versión”, declara la jueza.

“Para mí la única cuestión es si la demandante puede obligar al acusado a ofrecer su versión de los hechos ante el Tribunal Superior. Mi conclusión, tal como están las cosas, es que no puede”, agrega.

Corinna acusa al antiguo jefe de Estado de España de haberla acosado directamente o a través de terceras personas entre 2012 y 2020, ya sea interfiriendo en sus comunicaciones de teléfono móvil o desprestigiándola a través de publicaciones en la prensa.

No obstante, los actos de acoso presuntamente cometidos antes de la abdicación del monarca el 18 de junio de 2014 ya estaban fuera de litigio porque el Tribunal de Apelaciones de Inglaterra y Gales reconoció en diciembre pasado la inmunidad al exsoberano.

El rey emérito se declaró “muy satisfecho” tras conocer la decisión, en un comunicado enviado por el bufete de abogados que lo representa, Velitor Law.

“Su Majestad está muy satisfecho (…) y considera que se ha hecho justicia. Los tribunales ingleses han rechazado completa y concluyentemente la demanda contra Su Majestad, al concluir que ésta no tenía posibilidades reales de prosperar y, por lo tanto, no puede llevarse a juicio”, señaló.

Según el comunicado, la jueza Rowena Collins Rice describió la demanda como “especulativa y extraña” en su fallo y aseguró que no se habían facilitado suficientes pruebas para sustentar su acusación, pese a haber iniciado el proceso hace casi tres años.

“Su Majestad siempre ha considerado que la demanda carecía de sustancia o mérito. Su rechazo enfático de todas las alegaciones de acoso presentadas por la demandante también fue tenido en cuenta por el Tribunal de Apelaciones en su fallo de diciembre de 2022”, subrayan los abogados.

Los próximos pasos

La empresaria, que reclama 126 millones de libras (unos 146 millones de euros) por daños, ha dicho por su parte que está “profundamente decepcionada” con el dictamen.

En un comunicado, lamenta que “las víctimas de acoso a menudo tienen que luchar para hallar justicia” en el sistema legal y mantiene que el antiguo jefe del Estado español ha “desplegado todo su arsenal” para destruirla.

Corinna adelanta también que estudia “todas las opciones” a su disposición para decidir sus próximos pasos, lo que, en principio, podría incluir recurrir el fallo emitido hoy.

“Estoy profundamente decepcionada por el resultado de este caso en el Tribunal Superior de Inglaterra. Es desalentador ver que las víctimas de acoso a menudo tienen que luchar por hallar justicia en nuestro sistema jurídico”, afirma en la nota.

“El acoso tiene un impacto profundo y duradero en las personas, y es crucial que nuestros procesos legales proporcionen los recursos adecuados a quienes lo hayan sufrido”, prosigue.

“La intimidación y el acoso hacia mí y mis hijos continúan y tienen como objetivo destruirme por completo. Juan Carlos ha desplegado todo su arsenal para desgastarme y el alcance de su poder es inmenso”, manifiesta.

La evolución de este caso dependerá de cómo Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, residente en Mónaco pero que tiene una casa en Inglaterra, decida proceder, lo que determinará también su duración. EFE