Kim Jong-un agasaja a delegación china presente en Pionyang por aniversario bélico

Enespanol24.com.- El líder norcoreano, Kim Jong-un, mantuvo un encuentro con la delegación de China encabezada por Li Hongzhong que se desplazó hasta Pionyang para participar en las celebraciones del 70 aniversario del cese de la Guerra de Corea (1950-1953).

Kim mantuvo conversaciones con la delegación en “un ambiente cálido” y se tomó una foto de recuerdo junto a ellos, según informó este sábado la agencia estatal de noticias KCNA.

Durante el encuentro Kim y Li, miembro del Politburó del Partido Comunista de China (PCCh), coincidieron en su deseo de reforzar la cooperación entre sus países ante la “complicada situación internacional”, según detalló el citado medio.

El líder del régimen norcoreano le transmitió a Li su agradecimiento para con el presidente chino, Xi Jinping, por enviar a la delegación de representantes en tan señalada ocasión y hacerle llegar una carta suya, cuyo contenido no ha trascendido.

Kim también expresó su gratitud a China por la ayuda que prestó al Norte durante la mencionada guerra civil en Corea, un apoyo que dijo que su país nunca olvidará, y alabó los logros de Pekín en el propio territorio en estos años.

Tras el encuentro, Kim celebró una recepción para la delegación china en la que participaron destacadas figuras del régimen y en la que pronunciaron discursos tanto Li como la hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong, según el informe de KCNA.

La delegación del Gobierno chino llegó a Pionyang el pasado miércoles para asistir a las celebraciones al día siguiente del aniversario bélico, entre las que se incluyó un gran desfile militar donde el régimen norcoreano mostró los avances de su arsenal.

También participó en los eventos conmemorativos una delegación del Gobierno ruso, encabezada por el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, que también fue agasajado por Kim durante su estancia.

Pionyang celebra el aniversario de la firma del alto el fuego que detuvo la Guerra de Corea el 27 de julio de 1953 como “Día de la Victoria”, ya que la narrativa del régimen afirma que se forzó a Estados Unidos y a sus aliados a suplicar por un armisticio.