La economía en Brasil representa una manzana envenenada para el próximo presidente

Enespanol24.com- Brasil encara un crecimiento más fuerte de lo esperado, desempleo a la baja y una aparente salud fiscal, pero la economía puede ser una manzana envenenada para el vencedor de las elecciones del domingo, en las que se miden el presidente Jair Bolsonaro y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Los números económicos podrían ser tan solo un espejismo en un país que sigue aún recuperándose de los efectos de la pandemia y de la guerra en Ucrania, como la inflación disparada.

Bolsonaro, concluirá su primer mandato con un Brasil más endeudado que cuando asumió el poder (equivalente al 77,6 % del PIB en el pasado julio) y dejará lo que los economistas han tildado de «bomba fiscal», y según todos los sondeos perderá las elecciones frente a Lula.

«Parece que estamos en una situación buena, de alivio fiscal, pero se trata solo de un fotograma, cuando vemos la película completa observamos varias amenazas preocupantes para 2023», dijo la economista y analista de la consultora Tendencia, Julliana Damasceno, a Efe.

La incesante subida de los intereses por parte del Banco Central ha conseguido frenar un poco el avance de la inflación.

No obstante, a la moderación de los precios también contribuyó la reducción de impuestos a los combustibles anunciada por Bolsonaro de forma polémica tan solo algunos meses antes de los comicios en los que buscará su reelección.