22 de abril de 2024

La infidelidad suele tener significados distintos dependiendo la perspectiva de la pareja y sus creencias

Algunos autores definen dos tipos macros de infidelidades, las armoniosas y las obsesivas, las cuales se diferencian en el “locus de control”.

Foto: Pixabay.

Ser infiel podría ser considerado por muchos como una de las peores traiciones hacia la pareja  y la relación

La fidelidad, más allá de ser considerada una una condición natural de nuestra especie por defecto, tiende a estar más relacionada con una cuestión de voluntad, es decir, una meta que uno se traza y se materializa si la persona con la que quiere llevarse a cabo también está de acuerdo. Sin embargo, muchos se preguntarán si es posible determinar si te engañarán.

Algunos autores definen dos tipos macros de infidelidades, las armoniosas y las obsesivas, las cuales se diferencian en el “locus de control”, teoría propuesta por Julian Roter en 1950, explicando que quienes la tienen internamente creen que tienen un dominio de los acontecimientos de su vida, mientras que quienes la tienen externamente, piensan que los acontecimientos de su día a día son impulsados por otros, como el destino o individuos.

Se infiel puede ser considerado una de las mayores traiciones, no solo visto así por la sociedad, también se establece al momento de “firmar” el pacto que se establece cuando se comienza una relación. No obstante, la infidelidad no es una práctica actual, pero sigue siendo un tema tabú, principalmente en conversaciones de pareja.

Al momento de iniciarse en una relación de pareja seria y con miras a que sea a largo plazo, se espera compromiso completo, tanto en lo sexual como en lo sentimental, y que se establezca fidelidad desde el inicio y lo que esta misma conlleve y llegue a establecer la propia pareja.

En ese sentido, cada persona y, por ende, cada pareja posee códigos y acuerdos que delimitan lo que consideran engaño y lo que no, por lo que la primera pregunta en hacerse a la hora de decidir comprometerse es si los códigos de ambos están claros, de ser así se puede dar el siguiente paso, de lo contrario, conviene aclararlos para evitar malos entendidos.

Infidelidad sexual

Se puede decir que existen diferentes tipos de infidelidad, sin embargo, la sexual puede ser calificada como la más conocida, o una de las menos aceptadas y perdonadas, puesto que implica un engaño dentro del ámbito sexual. En esta parte puede ser físico o no, es decir, se puede presentar una interacción erótica entre las partes a través de un chat erótico, sin llegar a tener intimidad corporal.

También se puede hablar de las infidelidades ‘armoniosas’ en este caso eligen si participar o no en actos sexuales y, de llegar a materializarlo eligen el lugar y momento adecuado para evitar conflictos y que su pasión puede intervenir en otros aspectos de su vida. Pero este no es el caso de los obsesivos, pues se sienten dominados y obligados por sus pensamientos sexuales e impulsos a los que no se pueden resistir, a pesar de conocer que pueden tener algún tipo de problemas.

En este caso, las microinfidelidades pueden estar ligadas a opciones sociales de la actualidad, con una gran influencia tecnológico, aquí se pueden establecer mayores o menores límites dependiendo de lo que la pareja considere infidelidad para no crear conflictos, y para ello la comunicación es un papel fundamental.

No obstante, hablar de ello puede resultar delicado para la pareja, incluso se puede sentir miedo, pero las consecuencias más devastadoras, como la ruptura de la relación por no tener los mismos conceptos y parámetros de lo que se considera infidelidad.