La UF, la “no moneda” que aprieta a los chilenos, escala a valores récord

Enespanol24.com- La Unidad de Fomento (UF), un instrumento financiero autorizado por el Banco Central de Chile en la década de los sesenta del pasado siglo para revalorizar los ahorros frente a la inflación pero que se ha convertido en una soga crediticia, superará en los próximos días los 34.800 pesos, su cifra récord.

Un ascenso que multiplicará la presión sobre los bolsillos de los ciudadanos chilenos, ya que la mayoría de los préstamos, sobre todo los que tienen relación con el mercado inmobiliario -alquileres e hipotecas- están fijados en UF.

Pero no solo en este sector, numeroso centros educativos e, incluso, las instituciones de salud previsional (isapres), un sistema privado de seguros de salud, establecen sus cuotas en este valor, aunque no sea una moneda.

El valor de una unidad UF, que cambia cada día según la variación del IPC del mes anterior, ha crecido de forma mínima y estable hasta el inicio de 2022, ejerciendo su función de regularización y reajuste del mercado.

El 31 de diciembre de 2019 marcó un valor de 28.309 pesos; un año después, había ascendido a 29.070 pesos y el último día de 2021 su valor era de 30.991 pesos.

Apenas diez meses más tarde, su valor ha subido lo mismo que ascendió en los últimos años juntos hasta alcanzar esos 34.800 pesos que ponen en una difícil posición a miles de familias, en un país donde, según el Banco Central, un 57 % de los hogares tiene algún tipo de deuda.

La encuesta también reveló que el hogar mediano en Chile destina un 21 % de sus ingresos mensuales al pago de deudas, las que representan 3,5 veces su ingreso mensual, mismo nivel que en 2017.

El gran problema para muchos es que mientras las deudas y los pagos en UF escalan a niveles nunca vistos, no ocurre lo mismo con los salarios, que normalmente son en moneda nacional, el peso chileno. Además, la deuda se actualiza por inflación, pero los sueldos no.