Lago Pingvallavatn: Un paraje natural cargado de historia milenaria

Un santuario nacional protegido por las autoridades islandesas desde 1928

Foto de referencia / All About World Heritage Sites

EnEspañol24.com- Los parajes naturales de Islandia muestran campos con numerosos geiseres, montañas con cimas blancas, algunos volcanes activos e inactivos, así como una gran cantidad de lagos en el centro del país, todo con temperaturas normalmente bajas y en algunas épocas del año bajo cero.

Para los amantes de este tipo de paisajes, sobre todo de los sistemas de lagos, se recomienda visitar el lago Pingvallavatn (Thingvallavatn en inglés), un santuario nacional protegido por las autoridades islandesas desde 1928, cuya área será siempre propiedad de la nación en virtud de la preservación de la ‘Alþing’.

Este término se refiere a la historia centenaria que rodea al lago, porque cerca del año 930 se estableció en el lugar la primera Asamblea General Alþing, (voz nórdica antigua que se refiere a una organización parlamentaria) o ‘Parlamento Plains’ que sesionó de manera continua hasta 1789. Para los islandeses los acontecimientos políticos más importante en toda su historia ocurrieron en Pingvallavatn, por lo que mantienen una especial estima por la región.

El lago se formó hace unos 12.000 años por un movimiento de tierras y lava que formaron una presa natural. Posee una superficie de 84 kilómetros cuadrados y una profundidad máxima de 115 metros, en algunas épocas del año baja hasta los 34 metros.

Se nutre de manantiales subterráneos que le proporcionan el 90% de su volumen. Estos manantiales se filtran a través de la piedra volcánica, por lo que el líquido es absolutamente cristalino con una temperatura promedio entre 3 y 4 grados.

En las proximidades del lago se haya el volcán Hengill, en actividad, por lo que su zona acuática y alrededores son fértiles. Casi un tercio del fondo está cubierto por algas y se encuentran más de 150 especies de plantas y una variedad de 50 peces diferentes.

Pingvallavatn es un lugar para estar en contacto pleno con la naturaleza y desconectarse de las cotidianidades del día a día, serán tal vez los días de mayor relajación que tendrán las vacaciones familiares, que se pueden combinar con actividades al aire libre, senderismo y submarinismo.

Pesca

El lago es el hábitat para especies de truchas ‘farios’, las cuales permanecieron aisladas desde el período de la última glaciación sobre el Europa, durante milenios evolucionaron en Pingvallavatn hasta ser grandes peces plateados de tamaño medio de 3 a 4 kilos, pero que pueden superar los 15 kilos.

Los visitantes que quieran practicar este deporte deben tener en cuenta que las autoridades islandesas requieren un certificado de veterinario para el equipo de pesca, el cual debe estar esterilizado. Además, es necesario devolver todas las truchas vivas al agua con cuidado.

Cómo llegar

Para llegar se puede volar hasta la capital de Islandia, Reikiavik, desde allí se tomará la carretera Pingvallavegur o ruta 36 hasta Thingvellir, el cual es un tramo de 46.9km o unos 40 minutos en automóvil. Al llegar al poblado se deberá recorrer a pie una hora más hasta las orillas del lago. Para viajar a Islandia deben llevar un pasaporte con validez de al menos 6 meses después de su fecha de retorno del viaje. No se requiere visado.

Referencias