Las compras minoristas en EE.UU. subieron un 7,6% en la temporada festiva

 Enespanol24.com- Las compras minoristas en Estados Unidos en la conocida “estación de las fiestas” -entre el 1 de noviembre y la víspera de Navidad- aumentaron un 7,6 % (sin contar la venta de vehículos) respecto al mismo periodo de 2021, a pesar de la fuerte inflación, informó este lunes Mastercard.

Un ritmo inferior al del año pasado, cuando el gasto creció un 8,5 % en relación con el de 2020, pero una cifra superior al 7,1 % que había adelantado la propia empresa, que no ofrece cifras absolutas.

Las ventas en línea fueron las que más crecieron, un 10,6 % en comparación con el mismo periodo del año pasado, según los datos preliminares ofrecidos por la compañía de tarjetas de crédito.

En este periodo festivo, el comercio electrónico representó el 21,6 % del total de las ventas minoristas, frente al 20,9 % en 2021 y el 20,6 % en 2020.

Por su parte, las compras en persona en los comercios aumentó un 6,8 %.

Mastercard subraya que el “Black Friday” (Viernes Negro), el último viernes de noviembre y conocido por ser el día de las grandes rebajas en Estados Unidos, sigue siendo la joya de la corona en la temporada del consumo. Ese día, los estadounidenses gastaron un 12 % más que en la misma fecha de 2021. Sin embargo, apuntó que le siguieron de cerca los sábados de diciembre.

“Los minoristas ofrecieron grandes descuentos, pero los consumidores diversificaron su gasto navideño para adaptarse a la subida de precios y al apetito de experiencias y reuniones festivas tras la pandemia”, dijo el asesor de Mastercard Steve Sadove, citado en un comunicado de la empresa.

Por su parte, la economista jefe del Instituto Económico de Mastercard para América del Norte, Michelle Meyer, incidió en que a pesar de este aumento de ventas, se percibió cómo “la inflación alteró la forma en que los consumidores estadounidenses afrontaron sus compras navideñas, desde la búsqueda de las mejores ofertas, hasta el estiramiento de los presupuestos para regalos”.

Así, el gasto en restaurantes en estas fechas registró un fuerte aumento del 15,1 % comparado con el del año pasado, la compra de ropa creció un 4,4 % y las ventas de los grandes almacenes subieron un 1 %.

Sin embargo, los consumidores no optaron tanto este año por las joyas ni la electrónica, sectores cuyas ventas se redujeron un 5,4 % y un 5,3 % respectivamente.

La tasa interanual de inflación en Estados Unidos se situó en noviembre en 7,1 %, seis décimas por debajo de la de octubre, y en términos mensuales, los precios de consumo solo subieron una décima respecto a octubre.