1 de marzo de 2024

Ley AntiLGBT: Hungría sigue en el foco de la polémica por “homofobia”

El Gobierno determinó que el matrimonio es exclusivamente la unión entre un hombre y una mujer, en una nueva Constitución.

Imagen: Pixabay.

El Gobierno de Orban continúa implementando acciones en contra de la comunidad LGBT

Hungría pretende hacer efectiva una ley aprobada el pasado 15 de junio por su órgano legislativo, donde se prohíben hablar sobre homosexualidad a menores de edad. Situación que ha generado indignación entre los miembros de la Unión Europea, mientras que Bruselas amenaza con tomar acciones al respecto.

Se prohibió “promoción” de la homosexualidad entre los menores alegando supuestamente que busca “proteger los derechos de los niños”, esto mediante la cancelación programas de educación sexual y de género o censura libros, series o películas donde se evidencie la homosexualidad.

“La pornografía y los contenidos que representen la sexualidad o promuevan la desviación de la identidad de género, el cambio de sexo o la homosexualidad no deben ser accesibles a menores de 18 años”, señala parte del texto consultado por la agencia AFP.

Un Gobierno que atenta contra personas LGBT

Viktor Orban y su Gobierno con tendencia ultraconservadora, dio un nuevo paso hacia la legislación de su país, aunque muchos lo consideran un retroceso en los derechos fundamentales húngaros. Para sus detractores, esta decisión “atenta” contra los derechos básicos de las personas y sus libertades.

“Esta ley claramente discrimina personas con base a su orientación sexual. Va contra todos los valores fundamentales de la Unión Europea”, enfatizó Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europe, destacando que se evalúa enviar una carta donde se expongan las “preocupaciones legales” en torno a la ley.

La ley se aprobó con 157 votos a favor y uno en contra en el Parlamento, controlado por el partido Fidesz, durante una sesión que se transmitió en directo por los medios, pero boicoteada por un gran número de miembros de la oposición.

Tras conocerse la decisión, días después miles de personas protestaron contra la ley en el centro de Budapest y más de 130,000 húngaros han firmado una petición pidiendo que se anule, considerando que es una violación a los derechos de los homosexuales, teniendo en cuenta los avances logrados en todo el mundo.

Otras acciones contra la comunidad LGBT

Sumado a las últimas acciones tomadas por el Gobierno de Orban, se prohibió la adopción de niños para parejas homosexuales y, no suficiente con ello, el presidente del Parlamento húngaro comparó a estas parejas con pedófilos. Mientras que en mayo de 2020 se prohibió a las personas trans cambiar su nombre.

Desde su llegada al poder en 2010 de la mano del partido Fidesz, Orban constantemente desplaza y disminuye los derechos de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI). En 2011, su Gobierno determinó que el matrimonio es exclusivamente la unión entre un hombre y una mujer, en una nueva Constitución.

En tanto, la oposición progresista, grupos defensores de los derechos LGBTI, así como los medios de comunicación no controlados por el Gobierno, tildan a la ley de homófoba, al vincular la homosexualidad con la pedofilia.

La propia comunidad LGBTI asegura que desobedecerá la ley, mientras que Amnistía Internacional de Hungría y la asociación Háttér por los derechos de la comunidad LGBT+ condenan esta decisión gubernamental.