Líbano al borde del colapso hospitalario en medio de la crisis

El hospital privado lucha por proporcionar el “costoso” tratamiento “de alta intensidad” que precisan.

Foto: EFE.

Unidad de Quemados tiene una tarea difícil para responder a las necesidades de los pacientes

EnEspañol24.com- El reciente agravamiento de la crisis de combustible en el Líbano deja consecuencias en el sector hospitalario del país, que necesita carburante para mantener la energía eléctrica, sin contar que debe enfrentarse a la escasez de medicinas que, con el paso del tiempo, se acrecienta, así como la distribución de insumos médicos.

El Banco Central del Líbano anunció la semana pasada la finalización de los subsidios al combustible, lo que derivó en una disminución de los inventarios, a sus mínimos con una reserva casi inexistente de diésel para operar los generadores eléctricos en medio de las fallas de luz pública constantes.

Cuando el pasado día 15 un depósito de combustible saltó por los aires en el distrito septentrional de Akkar, causando casi una treintena de muertos y 79 heridos, el Hospital Libanés Geitaoui-UMC de Beirut recibió a 15 de los pacientes, de los que dos recibieron el alta y uno se trasladó a Turquía en avión.

Naji J. Abi Rached, director médico en este centro hospitalario explicó a la agencia EFE que entre los doce que continúan con ellos varios presentan quemaduras entre el 80 % y 100 % de su superficie corporal y “están en muy alto riesgo de no sobrevivir”.

Con una Unidad de Quemados considerada un “referente regional”, el hospital privado lucha por proporcionarles el “costoso” tratamiento “de alta intensidad” que precisan. Abi Rached estima que serán al menos dos meses “de cuidados críticos” con “cirugías, vigilancia diaria, antibióticos, perfusión, hidratación, morfina, entubado”.

“El coste estimado por paciente es de 800 dólares diarios y la estimación de lo que cubrirá el Estado es alrededor de un millón de libras libanesas, lo que significa 15 veces menos”, detalló el cardiólogo, en un país en que una moneda estadounidense equivale a 20.000 libras en el mercado negro, mientras el tipo de cambio oficial se mantiene en unas 1.500. EFE.