16 de abril de 2024

López Obrador tacha al PP de “franquista” tras la visita de la diputada Álvarez de Toledo

Enespanol24.com El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tachó este jueves al Partido Popular (PP) español de “franquista” tras la visita de su diputada Cayetana Álvarez de Toledo, quien denunció la violencia en el país en un evento respaldado por la oposición mexicana.

“Acaba de venir una marquesa, duquesa, condesa española, a hablar mal de mí y a ella no la censuran, la trajo el bloque conservador, es de un partido de España, de estos franquistas que quedaron, que son muchos, porque son muchos, porque falleció Franco, pero sigue el franquismo”, manifestó el mandatario en su conferencia matutina.

El gobernante mexicano cuestionó que la portavoz adjunta del PP en el Congreso español haya denunciado el fin de semana pasado que “México está siendo tomado por el crimen organizado, con la complacencia de quienes debieran defenderlo”.

La diputada española participó en el Festival de las Ideas, un evento del controversial empresario mexicano Ricardo Salinas Pliego, en el que también apoyó a la candidata presidencial opositora Xóchitl Gálvez.

López Obrador cuestionó que el Instituto Nacional Electoral (INE) de México le haya pedido bajar de su cuenta de YouTube una entrevista que concedió al Canal Red, plataforma del español Pablo Iglesias, fundador de Podemos, pero no haya sanciones para los opositores que trajeron a Álvarez de Toledo.

“Vino a hablar mal de mí, la trajeron con ese propósito, y a ella no la sancionan ni a quienes la trajeron”, criticó el presidente.

El artículo 33 de la Constitución de México establece que “los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país”.

La tensión entre el Gobierno de México y los políticos españoles ha crecido durante el mandato de López Obrador, quien en febrero de 2022 pidió una “pausa” en las relaciones de ambos países.

Además, la candidata presidencial del oficialismo, Claudia Sheinbaum, le pidió el martes “respeto” a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, porque la Internacional Socialista, que preside ahora el mandatario de España, advirtió el fin de semana del riesgo de la violencia en las elecciones mexicanas.