Lubricación, alimentación y ejercicio: Tips para una buena salud sexual

Los vibradores también pueden ayudar a la estimulación y el conocimiento sexual, esto acompañándolo de un gel lubricante se puede llegar a una experiencia increíble.

Foto: Pixabay.

Con el pasar de los años se adquieren conocimientos que pueden ayudar a mantener relaciones sexuales efectivas y positivas

La salud sexual es un tema que puede considerarse tabú aun en el siglo XXI, pero que debe tener los mismos cuidados como el resto de los aspectos que rodean el cuerpo y la buena condición del mismo, bien sea física, social y emocionalmente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que la salud sexual “requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”, teniendo en cuenta que mantiene una estrecha relación con la salud sexual.

Hay que tener en cuenta que las disfunciones sexuales pueden estar relacionadas con la salud mental y emocional, y estas pueden dar paso al nerviosismo, inseguridad, ansiedad e incluso a la depresión. Es por ello que para encontrar el punto adecuado y la estabilidad entre la salud sexual y el resto deben todas coexistir en armonía.

Unos de los factores que influyen en la salud sexual son la rutina, estrés, problemas diarios, cansancio o trabajo, pues estas condiciones pueden ser un problema a la hora de tener relaciones sexuales y con ello se apaga la llama y el interés de la pareja, dejando como consecuencia, rupturas, infidelidades y falta de afecto.

En cambio, unos hábitos de vida saludables ayudan a la salud en general, creando respuestas positivas en la sexual. La dieta, alimentación y condición física, o algo tan sencillo como las horas que se dedican al descanso, tienen un papel fundamental para hacernos más saludables, lo que se percibirá también en las relaciones íntimas.

Los cambios físicos, parte de la propia vida, como el envejecimiento y otras transformaciones que se experimentan también influyen en la sexualidad. Pero no es negativo, pues a partir de cierta edad llegan también las experiencias, con menos inhibiciones y mayores habilidades que dejarán resultados distintos y positivos en la cama.

Además, existen consejos y tips para hacer de la experiencia en la cama algo mejor, sin importar la edad. Entre ellas el probar diferentes posiciones es importante a la hora de conocer los gustos y necesidades del cuerpo para hacer del encuentro algo más placentero, existen algunas para que las mujeres incluso alcancen el orgasmo con más facilidad.

Los vibradores también pueden ayudar a la estimulación y el conocimiento sexual, esto acompañándolo de un gel lubricante se puede llegar a una experiencia increíble, especialmente cuando las relaciones se tornan dolorosas, ayudando con la lívido y también llegada la menopausia, que suele estar acompañada de sequedad vaginal.

Practicar ejercicio es una de las mejores maneras para tener sexuales placenteras y, además, proporcionan bienestar emocional. Una recomendación es la práctica de ejercicios de suelo pélvico, como el Kegel, que sirven tanto para hombres como para mujeres para fortalecer esta parte y disfrutar a mayor escala.

Alejarse del tabaco y del alcohol influirá positivamente en la respuesta sexual, pues su uso como hábito o adicción repercutirá gravemente en la respuesta sexual de hombres y mujeres, un ejemplo de ello es al momento de la erección, excitación o funcionamiento en diversas fases del acto sexual.