23 de abril de 2024

Macron admite crímenes de Estado en la protesta argelina de 1961

El hecho dejó, según los historiadores, más de 120 personas muertas, lo que Macron catalogó de “inexcusables”.

EFE/EPA/PASCAL POCHARD-CASABIANCA

EnEspañol24.com-  Emmanuel Macron, presidente de Francia, admitió este sábado los crímenes cometidos por el Estado en la represión de una protesta argelina el 17 de octubre de 1961, ocurrido en la ciudad de París.

El hecho dejó, según los historiadores, más de 120 personas muertas, lo que Macron catalogó de “inexcusables” y que Francia “reconoce las responsabilidades establecidas”.

Además, un comunicado del Eliseo señala que “los crímenes cometidos esa noche bajo la autoridad de Maurice Papon son inexcusables para la República. Francia mira toda su historia con lucidez y reconoce las responsabilidades claramente establecidas”.

La conmemoración del 60 aniversario de lo sucedido tuvo lugar en el puente de Bezons, en la periferia parisina, lugar de paso para esos manifestantes que querían dirigirse a la capital espoleados por el movimiento independentista argelino, para protestar contra el toque de queda nocturno que la Policía impuso días antes solo a los argelinos de la zona.

Conmemoración

Macron ha sido el primer presidente de la V República, vigente desde 1958, en conmemorar un aniversario de esos hechos y por lo tanto el primero en acudir a un enclave emblemático de esa protesta, que en su comunicado se reconoció que fue reprimida de forma “brutal, violenta y sangrienta”.

EFE.