16 de abril de 2024

Macron espera garantías de que lucha contra deforestación en Brasil vaya más allá de Lula

Enespanol24.com El presidente de Francia, Emmanuel Macron, considera que las medidas de lucha contra la desforestación en la Amazonía, puestas en marcha por su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, deben “anclarse en el largo plazo” para que no haya el riesgo de que terminen “si mañana sale un nuevo Bolsonaro”.

“Está claro que Lula no tiene nada que ver con Bolsonaro (presidente entre enero 2019- diciembre 2022). Hemos observado progresos sustanciales en la reducción de alertas en la Amazonía, aunque la situación sigue siendo compleja”, indicaron este miércoles a la prensa fuentes del Elíseo, a cinco días de la visita oficial de Macron a Brasil, la primera bilateral del mandatario francés a un país latinoamericano.

La lucha contra la deforestación en la Amazonía, considerado el pulmón vegetal del planeta, se trata de una de las razones esgrimidas por Francia para no seguir adelante con el acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur.

“El principal desafío de Lula no es aumentar su ambición (en el combate a la deforestación), es encontrar la manera para perennizarlo, para prolongar en el largo plazo esa protección, porque ¿qué ocurre si mañana llega al poder otro populista, un nuevo Bolsonaro?”, expresó una fuente del Elíseo, que evitó pronunciarse sobre en el pacto UE-Mercosur.

Para la Presidencia francesa, “la economía brasileña debe ir cambiando su manera de funcionar”, dando a entender que no ha de recurrir tanto a recursos naturales, de forma que la protección al medio ambiente “resulte blindada”.

Aunque París y Brasilia divergen de algunos asuntos globales de envergadura, como la guerra en Ucrania, el acuerdo UE-Mercosur o la postura ante Israel en la guerra contra Hamás, el Elíseo apuntó que Brasil sigue siendo “un país clave” en asuntos de gobernanza internacional y comerciales.

“Francia es el primer empleador extranjero en Brasil”, recordaron las fuentes francesas.

En su intensa agenda en Brasil, Macron visitará el 26 de marzo la ciudad de Belém do Pará, sede de la COP30 de 2025, y donde el presidente francés será recibido por Lula para visitar una empresa en plena selva amazónica y reunirse con pueblos aborígenes.

El 27, se desplazará a Río de Janeiro para viajar a la cercana Itaguaí, corazón de un amplio programa de construcción de submarinos que se lleva adelante con cooperación francesa, y continuará su agenda en Sao Paulo, capital económica de Brasil.