25 de febrero de 2024

Marruecos abre su primer museo de historia de la joyería y los caftanes

El primer museo marroquí de la historia de la joyería y los caftanes ha abierto este lunes sus puertas al público en Rabat con una exposición de ornamentos que datan de hasta 150.000 años de antigüedad. EFE/ Fatima Zohra Bouaziz

Enespanol24.com- El primer museo marroquí de la historia de la joyería y los caftanes ha abierto sus puertas al público en Rabat con una exposición de ornamentos que datan de hasta 150.000 años de antiguedad.

Situado en el jardín andaluz de la histórica Kasbah de los Udayas (patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), el museo está dividido en diferentes secciones con salas destinadas a ornamentos prehistóricos, otras salas que exponen la evolución de las joyas, joyería masculina y arreos, caftanes masculinos y femeninos, además de joyas bereberes.

Algunas de las joyas expuestas desde este lunes son urbanas, principalmente realizadas con oro o plata bañada en oro y fabricadas en Rabat, Fez, Marrakech, Tetuán o Tánger. En ellas se distingue el “taj” o diadema hecha con oro y piedras preciosas o el “lebba”, un collar que alcanza hasta el pecho.

El museo también expone joyas rurales, una variedad realizada exclusivamente en plata y fabricada en talles del pequeño Atlas (sureste) de localidades como Tiznit, Idda y Nadif. Son joyas realizadas con técnicas de nielado, filigrana o con un proceso de calado.

Los ornamentos masculinos se componen generalmente de cinturones, fusiles, espadas o “khanjar” o dagas, en los que se distingue entre los que son puramente ornamentales y los de uso diario.

“La joyería es la apariencia, es el poder, dar una bella imagen a los demás”, explicó Mehdi Qotbi, presidente de la Fundación Nacional de Museos, en una declaración a la prensa durante la presentación del museo.

Qotbi explicó que el museo fue inaugurado oficialmente este sábado por la princesa Lalla Hasnae, hermana del rey Mohamed VI, y añadió que este domingo el museo recibió cerca de 3.000 visitas. En él, indicó, se exhiben 3.500 joyas bereberes puestas a disposición del museo por el monarca marroquí.

Por su parte, Abdelaziz el Idrissi, comisario de la exposición, explicó que muchos de los objetos se exponen por primera vez ante el público y celebró que el museo exhibe algunas de las joyas más antiguas de la humanidad, como el “collar de Bizmoune”.

Está compuesto por 32 cuencas de conchas marinas perforadas de unos 5 centímetros de talla, fue descubierto en la localidad sureña de Essauira y data de más de 150.000 años de antigüedad.

“Las joyas significan estética y también creencia. Estas joyas son el fruto de la investigación arqueológica en el país. Han jugado un papel en la transmisión del saber”, apuntó.