Mueren asfixiados 18 inmigrantes en un camión abandonado en Bulgaria

Enespanol24.com Al menos 18 inmigrantes han muerto asfixiados dentro del camión en el que estaban encerrados y que fue abandonado a unos 25 kilómetros de Sofía, según informaron a EFE fuentes del ministerio búlgaro del Interior.

La Policía búlgara encontró en el interior del vehículo a 40 inmigrantes irregulares, de los que 18 habían muerto por asfixia, encerrados en un compartimento falso bajo una carga de madera.

Medios búlgaros señalan que otros doce inmigrantes fueron encontrados con vida fuera del camión.

Según declaraciones de algunos de los supervivientes, los traficantes de personas simplemente abandonaron al camión por razones desconocidas y escaparon.

El Servicio de Socorro Médico de Emergencia señaló a la emisora bTV que el resto de ocupantes del camión han sido trasladados a hospitales en Sofía y que catorce de ellos están en estado crítico.

“No han recibido comida durante varios días, sufren de deshidratación y tienen heridas varias por todo el cuerpo, no puedo decir qué las ha provocado”, dijo el ministro búlgaro de Sanidad, Asen Medzhidiev, tras visitar a algunos de los heridos.

También afirmó que sufrían síntomas de asfixia e hipotermia.

“Suponemos que los inmigrantes fueron transportados desde la frontera entre Bulgaria y Turquía a la zona alrededor de la ciudad de Dragoman para cruzar luego a Serbia”, señaló a EFE una fuente del Ministerio del Interior.

Desde la Policía se ha indicado que todos los migrantes son hombres, de entre 15 y 25 años, y que se cree son ciudadanos afganos.

Según la emisora Nova TV ya ha sido detenida al menos una persona relacionada con la muerte de los migrantes.

Esa fuente señala que el conductor o conductores abandonaron el vehículo en un camino rural muy poco transitado y escaparon al darse cuenta de que algunos de los refugiados habían fallecido.

Las autoridades están investigando si la carga de madera bajo la que se escondían se deslizó y aplastó a las personas que estaba escondidas debajo.

Bulgaria, miembro de la Unión Europea (UE) pero no de la zona Schengen de libre circulación, forma parte de la ruta por la que inmigrantes y refugiados tratan de llegar a través de Turquía, Serbia y otros países de los Balcanes hasta países ricos de Europa Occidental. EFE