El cuerpo de la mujer, un templo que debe conocer para alcanzar el clímax

Con el pasar de los años se amplía la experiencia y con esta los gustos de cada una para llegar a tener una sexualidad efectiva

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- La satisfacción sexual se conoce como la respuesta afectiva y emocional de las interacciones sexuales personales y de la percepción del acto amatorio y el deseo erótico, para ello existen variables que intervienen en este proceso tanto en hombre como en mujeres, por lo que es importante analizar la edad y la variedad de las prácticas sexuales.

Estudios han demostrado que la calidad de las relaciones disminuye con el tiempo, a causa de que el deseo sexual está en un mayor grado cuando comienza la relación, pero a medida que pasa el tiempo, este se va desplomando, además, no se debe dejar de lado la edad, aspectos conductuales o las prácticas sexuales.

Tanto para mujeres como hombres, la salud sexual es importante para el bienestar emocional y físico, pero para lograrlo es importante la comunicación de la pareja, pese a que en algunos casos puede ser difícil, es un tema fundamental para abordar y lograr el placer sexual de ambos.

Placer sexual en las mujeres

La mayoría de las personas cree que el deseo físico del cuerpo para tener relaciones sexuales motiva la actividad sexual, llevando a la excitación y posteriormente al orgasmo, esto puede ser cierto para la mayoría de los hombres, pero no para todas las mujeres, hay una amplia variedad de factores que las pueden motivar y otros que disminuyen su deseo.

Cómo se sienten con la pareja, la seguridad y confianza hacia uno mismo o el simple hecho de encontrar formar para mejorar la actividad sexual, la excitación e incluso el apetito, es principal conversarlo con la pareja, pese a que no es una situación fácil abrirse y exponer la sexualidad, los gustos y deseos, ayudará a sentir placer y obtener la respuesta sexual deseada.

La satisfacción sexual de las mujeres aumenta con la edad, entre mayores son, es más activa, mientras que las que menos la practican están más infelices con su vida en este ámbito. Numerosos estudios exponen la importancia de la satisfacción sexual en la vida personal y la relación de pareja, factores que pueden influir en la vida cotidiana y su calidad en general.

Entre los componentes que pueden aumentar o reducir la satisfacción sexual, se encuentran:

  • Mayor riqueza en las prácticas sexuales: Esto implica un aumento en la utilización de técnicas, posiciones, frecuencia, intensidad del orgasmo. Para ello es importante indagar y conocer qué le gusta o no a la pareja y a uno mismo, para poder decidir.
  • Valores y creencias: Las religiones, culturas y actividades conservadoras pueden influir en el escaso conocimiento del cuerpo y su satisfacción, pues los tabúes y tendencias conservadoras no hacen posible ampliar la mente para alcanzar el clímax.
  • Salud física y el ambiente: Tener una salud física inadecuada o escasa vitalidad influye negativamente en la calidad de los actos sexuales. Por otro lado la intimidad puede disminuir la satisfacción sexual de la pareja a causa del entorno y la comodidad que sientan los involucrados.

El sexo va más allá que simplemente el acto físico, también impulsa la conexión emocional de la pareja, por ello es importante añadir al acto, los juegos previos que pueden ir desde abrazos hasta masajes, sexo oral e incluso uso de juguetes sexuales para encender la llama y la creatividad para que la pareja se involucre y cree un vínculo que derivará en la llegada al clímax de ambos.