Mujeres con más trabajo dentro del hogar y menos oportunidades de expansión profesional

El oficio doméstico en la actualidad sigue siendo liderado por el sexo femenino observando así que falta camino por recorrer para la igualdad de género

Foto de AFP

EnEspañol24.com.- Las tareas que conlleva ser ama de casa se pueden enumerar en una lista bastante larga, resultando en una ocupación de tiempo completo, pero a diferencia del resto de los trabajadores, estas mujeres dedicadas a sus hogares no obtienen los beneficios como salario o un horario de ingreso y salida.

No obstante, el calificativo “ama de casa”, se sobreentiende como mujeres que realizan estas labores por vocación, aunque puede ser cierto, gran parte del día implica obligaciones y responsabilidades, siendo más forzado para aquellas tienen una profesión o empleo más allá de las labores domésticas fuera de sus hogares.

Algunas estadísticas muestran que, aún cuando las mujeres trabajan fuera del hogar dedican un tiempo mayor a las labores domésticas y de cuidado en comparación a sus pares varones, por lo que se habla de una doble jornada laboral, llevando a muchas de ella a abandonar sus sueños, profesiones y aspiraciones, bien sea políticas o educativas, para dedicarse a la casa.

De acuerdo con las últimas cifras disponibles, dentro del listado de tareas que implican el trabajo doméstico, los que las mujeres realizan con mayor frecuencia son los quehaceres domésticos (86,7%), en segundo lugar, el cuidado de personas (31,3%) y, en última instancia, apoyo escolar a niños y niñas (19,3%)

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los hombres destinan 146 minutos diariamente a tareas no remuneradas, mientras que las mujeres destinan 289 minutos por día, lo que indica que esta situación está completamente feminizada.

El diario estadounidense The Ne York Time, de acuerdo con una investigación realizada, indicó que si se reconociera la importancia del trabajo no remunerado a todas las mujeres a nivel mundial que lo ejercen y, además se les diera una remuneración económica por ello, solo en 2018 hubiese alcanzado los 10.9 billones de dólares.

Trabajo no remunerado 2021

Una de las complicaciones principales del trabajo en el hogar, que representa una traba para el empoderamiento femenino, radica en el tiempo que se le deben dedicar a estas funciones, dedicando menos tiempo al campo laboral, dejando consecuencias principales en el sector de la salud, mayoritariamente cuando exceden 10 horas semanales.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el trabajo no remunerado de las mujeres está impulsada por estereotipos de género que perciben como labores arraigadas al género femenino tanto el cuidado de enfermos como el doméstico.

Entre sus más grandes inconvenientes está en el punto de partida, su aporte económico que no se toma en cuenta para los Estados nacionales, ni para las economías del mundo, pues teniendo que cuenta que, al ser una labor no remunerada, no genera dividendo alguno para el sector financiero mundial. Sumado ello, tanto en instituciones públicas como privadas no reconocen el trabajo no remunerado y esto deriva en que se vean imposibilitadas a acceder a beneficios sociales o seguro social, como lo tiene cualquier trabajador.

Para lograr un cambio en esta situación, son las propias mujeres las que deben entender que también tienen derecho a la misma cantidad de tiempo libre que los hombres, o realizar otros actividades, ejercer su profesión o cualquier otra labor más allá de las domésticas, mientras que el trabajo del hogar debe ser independiente de la condición de mujer.