Mujeres Culoréxicas, el rechazo a tener un trasero diminuto

Los cánones de belleza para las gordibuenas establecen tener un cuerpo completamente equilibrado con voluptuosidad armónica.

Foto: Pixabay.

Es una tendencia donde las féminas siguen buscando encajar con los cánones de belleza impuestos por la sociedad

El término ‘Culoréxicas’ puede guardar mucha relación con el de ‘gordibuenas’, aunque en una gran cantidad de casos puede ser más artificial que natural. Pero, antes de entrar en esta materia, hay que dar un repaso por el significado de ‘gordibuenas’ y quiénes califican para ser denominadas así.

Las gordibuenas se denominan “mujeres reales”, pero cabe destacar que todas lo son solo que al romper los estereotipos y cánones de belleza impuestos por la sociedad, tienden a lucir más naturales, y es que no están dentro de una talla cero, sino que van más allá de un cuerpo perfecto, resaltando sus atributos y aspecto corporal que está completamente armonizado, pese a no cumplir con los estándares de belleza.

Este término inició siendo una especie de ayuda para la liberación de las mujeres, pero con el paso del tiempo y la escalada de las redes sociales se ha convertido en una marca para promocionar otro nicho de mercado, abriendo paso a la venta de productos para estas mujeres, así como reportajes en los que se defiende a las gordibuenas.

En este espacio es donde entra el término ‘culoréxica’ y es que ahora los cánones de belleza para las gordibuenas establecen tener un cuerpo completamente equilibrado con voluptuosidad armónica, entrando en un conflicto aquellas mujeres con tallas de más que sienten que no logran llenar sus pantalones en la parte trasera “no tengo un culo gordo, soy culoréxica”.

Con el paso de los años, las cosas cambian y el lenguaje no es la excepción, al cual se le añaden palabras en un intento, por parte de los distintos colectivos y grupos sociales, de describir más detallada o específicamente lo que quieren decir o a lo que esperan referirse de la manera más clara posible.

Esta situación puede llevar a que las palabras se manipulen y expriman hasta el punto de expresar lo que la persona quiere sin tener que decirlo. De esta manera se ponen de moda terminologías extrañas o curiosas, como es el caso de ‘culoréxicas’ que llegó para describir a aquellas mujeres que no se sienten conforme con su trasero al ser “muy pequeño”.

Entonces, se puede decir que la culorexia es todo lo contrario a las mujeres culonas, aquellas mujeres que tienen un trasero de grandes proporciones. En tanto la culorexia o las féminas que se sienten culoréxicas, se definiría como la obsesión por tener un trasero de gran tamaño, redondo y respingado.

En el caso de que la mujer culoréxica esté inconforme con el tamaño de su trasero, puede ayudarse con una cirugía estética, ayudada con los rellenos adecuados, según la recomendación del especialista, bajo supervisión y evaluación previa del cuerpo de la paciente que quiere tener mayor proporción en su cuerpo.