Mujeres Musulmanas y su vida llena de desigualdad de género y otras discriminaciones

La sociedad por su parte hace caso omiso a los crímenes o actos de discriminación a las que son sometidas las mujeres.

Foto: Pixabay.

Estas féminas tienden a vivir con el miedo a ser violentadas por sus países y las creencias que hay en cada uno de ellos

El problema de la cultura del islam tiene su raíces en la manipulación a conveniencia de los textos sagrados, teniendo sus instrumentos en una tradición machista desde el inicio de los tiempos impuesta por las sociedades patriarcales del mundo, que también contemplan el rechazo al goce sexual femenino.

Para el islam no existe el pecado original y la premisa del sexo con fines exclusivos de procreación, pero así como eso, muchas otras contradicciones creadas por los Califas para justificar sus mandatos, entre ellos los que doblegan y menosprecian a la mujer, condenándola a vivir bajo la sombra patriarcal.

Más allá de ser relegada, la mujer se incluye dentro de un sistema de reacciones negativas contra el modernismo, que entre otras cosas obedece a la simbología por la cual se rige. Las mujeres musulmanas son símbolo de resguardo de identidad, y la que transmite la tradición musulmana por ser la que concibe y tener el don de la fertilidad.

Es por ello que no es lejano que aparezcan noticias acerca de mujeres lapidadas o información sobre la ablación, pese a que desde los años 60 las mujeres egipcias denuncian esa práctica que somete a las niñas a cortar sus genitales para que no sientan placer sexual, pues se tiene la creencia que su misión es procrear y concebir.

La sociedad por su parte hace caso omiso a los crímenes o actos de discriminación a las que son sometidas las mujeres, haciendo que hasta las defensoras de los derechos de estas comunidades deban trabajar desde la clandestinidad, debido a que son perseguidas y asediadas por su labor de denuncia, bien sea por la propia sociedad o por los gobiernos.

Sin embargo, cada día son más las organizaciones de mujeres y de diferentes índoles, mientras las locales laboran desde la clandestinidad, las internacionales tienen un trabajo con un mayor grado de dificultad a causa del rechazo al que son sometidas, llegando en muchos casos a generar una reacción contraria.

Y en este punto, las mujeres musulmanas tienen tela para cortar, han pasado por un proceso histórico de muchas líneas, hablando desde el contexto de su propia cultura, hasta el ´vinculo de los hombres con el dominio territorial

Los abusos sólo podrán erradicarse a través de la educación de las masas, hacerles ver el daño que provocan estas, con la imposición sólo se logra el mismo rechazo que se le tiene a las feministas occidentales, por lo que las acciones del gobierno se vuelven ineficaces. Sin embargo, anteriormente el estatus general de la mujer no era general ni absoluto como en la sociedad moderna.

Así la sociedad también se decantaba por mantener las diferencias de clases sociales y de acuerdo a casos puntuales, el resto de las mujeres que no tenían esas condiciones, como la esclava u otra que no pertenecía a las grandes tribus era aislada en función de su afiliación racial y dependiendo de la forma de oligarquía que reinara en el país.