Mujeres prefieren hombres con kilitos de más ¡Duran más en la cama!

Hay estudios que demuestran que este grupo de hombres suelen durar más en la cama.

Foto: Pixabay.

A diferencia de los delgados a la hora del sexo tienen más aguante, por esa y otras razones gorditas y flacas los eligen

Muchos hombres se desviven por entrenar, pasar horas en el gimnasio, no salirse de la dieta para presumir una figura esbelta, digna de un actor de cine de la talla de Leonardo DiCaprio o Tom Cruise, pero suelen pasar por alto un pequeño detalle y es que a una gran parte de las mujeres les atrae un hombre con barriguita, para tener de donde agarrar.

Pasa en el día a día, mujeres delgadas y con cuerpos esbeltos van de la mano con hombre que tienen unos kilos de más y su barriga suele tener un pronunciamiento notorio, pero esto tiene un motivo más allá de la atracción física, y es que hay estudios que demuestran que este grupo de hombres suelen durar más en la cama.

Así lo reveló un estudio realizado por investigadores de la Universidad Erciyes de Turquía, que analizaron el rendimiento sexual de 200 hombres que tenían kilos de más. El análisis se centró en su rendimiento basado en su índice de masa corporal (IMC), determinando que, si la media es un coito de seis minutos, los gorditos pueden alcanzar un minuto y medio más.

Científicamente hablando, se expone que esta duración más amplia en comparación con hombres delgados reside en la presencia de estradiol en el cuerpo, hormona encargada de inhibir el orgasmo en los hombres y que tiene mayor presencia en aquellos que poseen mayor cantidad de grasa en el área de la cintura.

Un hombre con mayor cantidad de grasa corporal puede pasar hasta 9 horas más al año haciendo el amor que uno delgado. En el caso de los individuos con menos peso, duraban mucho menos y tenían más probabilidades de desarrollar problemas de eyaculación precoz. Un punto para los gorditos que a las mujeres las inclina hacia una relación estable y duradera con ellas.

Sin embargo, las mujeres también se sienten atraídas por hombres musculosos, pero en este caso para relaciones cortas, es decir, muchas buscan pasar un rato agradable, divertido y placentero sin ir más allá de un momento. Pues tienen la creencia que este tipo de hombres generalmente son infieles a causa de su físico y atractivo y, en algunos casos muestran malos tratos o menor sensibilidad que los gorditos.

En definitiva, los hombres con grasita acumulada suman una gran cantidad de puntos a la hora de llamar la atención de una mujer, son buenos en la cama, tienen mayor duración en las relaciones sexuales, hay más de donde agarrar, y generalmente son personas sensibles que saben cómo tratar a una mujer y hacerla sentir bien.