Varios países del mundo cancelan sus celebraciones de Fin de Año por el COVID-19

Entre estos está Nueva Zelanda, donde las autoridades y organizadores cancelaron todas las celebraciones masivas programadas para despedir el año

Foto de EFE

EnEspañol24.com.- Por segundo año consecutivo algunos países del mundo no podrán despedirse del 2021 con sus acostumbradas celebraciones debido al COVID-19, que en esta ocasión se ha expandido rápidamente gracias a ómicron, variante que hasta el jueves había dejado 1,3 millones de casos en el planeta.

Entre estos está Nueva Zelanda, donde las autoridades y organizadores cancelaron todas las celebraciones masivas programadas para despedir el año, entre ellas los tradicionales fuegos artificiales.

De esta manera, el visual y colorido espectáculo de pirotecnia por tanto no tendrá lugar en Auckland, la primera gran ciudad en dar la bienvenida a 2022, tal y como anunciaron los organizadores a finales de noviembre.

Además, los conciertos de música en directo y otras actividades de entretenimiento también han sido suspendidos con el propósito de disuadir a la gente de celebrar grandes reuniones públicas en las calles de la ciudad y el paseo marítimo.

Pese a estas cancelaciones, si se permitirá bajo limitaciones de aforo la celebración en bares y restaurantes.

A pesar de lograr un gran éxito en su campaña de vacunación contra COVID-19, con más del 90 % de la población diana con la pauta completa, y registrar tan solo un puñado de casos diarios, las autoridades han optado por una estrategia conservadora.

China

Algunas ciudades del país asiático como Xian, Pekín, Wuhan o Nankín, cancelaron sus eventos con gran asistencia de público y tradicionales de la fecha como el toque de campanas en algunos templos, la primera ellos por estas en confinamiento por un brote del virus y las demás por precaución.

Además, esta fiesta de fin de año será la primera bajo la nueva legislación de la capital, Pekín, que prohibirá a partir del 1 de enero todos los petardos y fuegos artificiales, así como contempla recompensas para aquellos ciudadanos que informen a las autoridades de su uso y compraventa, como parte de los esfuerzos contra la contaminación.

Sudeste asiático

La variante ómicron ha puesto el freno a las celebraciones programadas para despedir 2021 en varios países del Sudeste Asiático, como Tailandia o Vietnam, mientras Birmania se encuentra inmersa desde febrero en una crisis por el golpe militar.

Los espectáculos previos a la cuenta regresiva para la entrada de 2022, la exhibición de fuegos artificiales sobre el río Chao Phraya y las ceremonias religiosas del 1 de enero, entre otros eventos, han quedado suspendidos en la Autoridad Metropolitana de Bangkok

Mientras que Tailandia interrumpió recientemente su proceso de reapertura con solo una noche de cuarentena para las personas procedentes del exterior, lo que había servido para revivir al sector turístico, clave para la economía local.

Ahora los viajeros que llegan al país tienen que hacer una cuarentena de al menos 7 días.

Aunque la isla de Phuket, el único lugar donde no hay que hacer cuarentena en el país, sí continuará con su programa de celebración previsto, en el que se incluye un concierto del cantante italiano Andrea Bocelli.

La ciudad de Ho Chi Minh, la más poblada de Vietnam, anunció la semana pasada la cancelación de los eventos pirotécnicos y la mayoría de actos previstos para la Nochevieja a raíz de la situación de la pandemia.

En la ciudad-Estado de Singapur, tampoco se celebrará sus tradicionales fuegos artificiales en la bahía de la Marina, por segundo año consecutivo, para evitar grandes aglomeraciones de gente, invitó a sus habitantes a celebrar la fecha en sus hogares.

Pero Birmania la situación es más dramática, el golpe de Estado perpetrado por los militares el 1 de febrero y la brutal represión desatada contra los civiles que se oponen en masa al mando castrense ha hecho que las celebraciones queden en un segundo plano.

EFE