17 de abril de 2024

Normalidad en el aeropuerto JFK de Nueva York pese a los retrasos y cancelaciones

Unas mujeres esperan en la sección de embarque hoy, en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York (EE.UU.). EFE/Sarah Yáñez-Richards

Enespanol24.com- El aeropuerto John F. Kennedy (JFK), el mayor de Nueva York y uno de los más grandes de Estados Unidos, presenta al filo del mediodía des este miércoles una aparente normalidad pese a que el día comenzó con una inédita ola de miles de retrasos y cancelaciones por un fallo del sistema informático nacional en los aeropuertos del país.

Según pudo comprobar EFE, las perturbaciones han sido menores en las cuatro terminales visitadas (1, 2, 4 y 8), debido también a que se trataba de un día laborable sin un gran tráfico aéreo, y tampoco en el tren del aeropuerto (Air Train) se notaba ninguna circunstancia excepcional.

Una empleada encargada de recibir a los pasajeros y ayudarlos con su facturación en la Terminal 4 (una de las mayores del aeropuerto) contó incluso a EFE que no ha percibido ninguna diferencia en comparación con otros días.

“En esta parte del aeropuerto (antes de pasar el control de seguridad) todo está tranquilo. Las quejas (por parte de los pasajeros) tal vez se estén dando del otro lado”, detalló la empleada.

Carlos López, un puertorriqueño que viaja con su familia de Nueva York a Orlando (Florida), explicó por su parte que su avión fue retrasado 50 minutos.

No obstante, indicó que en su caso ese retraso lo benefició, pues temían llegar tarde al aeropuerto y perder el vuelo.

Para el futbolista colombiano Santiago Arias la situación ha sido muy distinta ya que al llegar a Nueva York desde Colombia se encontró con que su vuelo a Cincinnati (Ohio) había sido cancelado.

“Se suponía que mi vuelo salía a las 8:25, luego me lo cambiaron a las 9:05 y cuando ya estaba en la puerta de embarque pusieron:Cancelado”, relató desde la Terminal 8 Arias, quien consiguió un vuelo para las 15.00 horas.

Historias parecidas también se oían en el área de llegada.

Una joven neoyorquina contó a EFE que su jefe tenía que llegar a Nueva York a las 9.00 de la mañana, pero desviaron su avión a Pensilvania (estado fronterizo con Nueva York), donde tuvo que esperar una hora, hasta poder volar hasta Nueva York.