26 de febrero de 2024

Número de personas sin techo en EEUU aumentó un 12 %

Enespanol24.com – Estados Unidos experimentó un preocupante aumento del 12% en el número de personas sin hogar, alcanzando su nivel más alto registrado, según un informe reciente citado por AP News.

Esta tendencia alarmante plantea importantes desafíos para las autoridades y organizaciones que trabajan en la lucha contra la falta de vivienda en el país.

Viviendas en EEUU fuera del alcance

Todo parece indicar que el aumento de los alquileres y la disminución de las ayudas relacionadas con la pandemia del coronavirus se combinaron para hacer que las viviendas en EEUU estuvieran fuera del alcance de un mayor número de estadounidenses.

Se calcula que unas 653.000 personas se han quedado sin hogar en 2023. El resultado de este año «es el mayor número de personas sin hogar declaradas en una sola noche desde que se empezó a registrar en 2007», revela el informe.

La cifra total registrada en el censo de enero supone un aumento de unas 70.650 personas con respecto al año anterior.

La Secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, Marcia Fudge, afirmó que los datos subrayan la «necesidad urgente» de apoyar soluciones comprobadas que ayuden a las personas a salir rápidamente de la calle y que eviten que se queden sin hogar en primer lugar.

Fin a una tendencia

La última estimación indica que gran parte de este aumento se debe a las personas que se han quedado sin hogar por primera vez. Con el aumento del número de familias sin hogar se puso fin a una tendencia a la baja iniciada en 2012.

Volviendo a la primera encuesta de 2007, Estados Unidos realizó progresos constantes durante aproximadamente una década en la reducción del número de personas sin hogar, ya que el gobierno se centró especialmente en aumentar las inversiones para proporcionar viviendas a los veteranos. El número de personas sin hogar se redujo de unas 637.000 en 2010 a unas 554.000 en 2017.

Posteriormente, la cifra subió a unos 580.000 en el recuento de 2020 y se mantuvo relativamente estable durante los dos años siguientes, al tiempo que el Congreso respondía a la pandemia del COVID-19 con ayudas de emergencia para el alquiler, pagos de estímulo, ayudas a los estados y gobiernos locales y una moratoria temporal para los desalojos.

Jeff Olivet, director ejecutivo del U.S. Interagency Council on Homelessness, una agencia federal, dijo que la ayuda adicional «frenó el aumento de personas sin hogar que estamos viendo ahora». Dijo que hay numerosos factores detrás del problema.

«Las causas más significativas son la escasez de viviendas asequibles y el alto coste de la vivienda que han dejado a muchos estadounidenses viviendo día a día y a una crisis de no poder acceder a la vivienda», dijo Olivet.

Población latina representa el 33% de las personas sin hogar

Dentro del aumento general, el número de personas sin hogar aumentó casi un 11% entre los particulares, un 7,4% entre los jubilados y un 15,5% entre las familias con hijos.

Las personas que se identifican como población afroamericana representan alrededor del 13% de la población estadounidense, pero constituyen el 37% de todas las personas sin hogar.

Por su parte, las personas que se identifican como hispanas o latinas constituyen el 19% de la población, pero representan el 33% de las personas sin hogar. Además, más de una cuarta parte de los adultos sin hogar tenían más de 54 años.