Olga Tokarczuk, la segunda polaca en ganar el Premio Nobel de Literatura

Tokarzuck es una escritora consagrada en ventas en su país y es la segunda escritora polaca que recibe el Premio Nobel de la Literatura.

Foto: EFE.

Su obra es extensa y variada, donde se pronuncia en contra del rechazo a la comunidad LGBTI

Olga Tokarczuk nació el 29 de enero de 1962 en Sulechów, al este de Polonia, y pasó parte de su infancia y adolescencia en la localidad rural de Krietz. Estudió psicología en la Universidad de Varsovia y en medio de sus estudios y luego de graduarse trabajó en diferentes clínicas de salud mental, nunca cercanos a la literatura, llegó a desempeñarse como limpiadora de un hotel en Londres.

Hizo lo suficiente y recaudó fondos hasta que sus obras lograron cierto prestigio y pudo dedicarse completamente a la literatura. Sus primeras historias fueron bajo el pseudónimo de Natasza Borodin y se publicaron a finales de los 70, para debutar como novelista en 1993. Posteriormente alternó su trabajo como escritora con talleres de escritura que dicta en la Universidad Jangielloniana de Cracovia.

Entre sus obras hay algunas traducidas al español, una de ellas “Sobre los Huesos de los Muertos”, una de sus obras descrita como una combinación de temática policiaca y metafísica, la cual fue llevada al cine por la directora polaca Agniezka Holland, bajo el título de “Spoor” (El Rastro). A la fecha es autora de 17 libros entre novelas colecciones de cuentos, ensayos y guiones cinematográficos.

Tokarzuck es una de las escritoras polacas más premiada de la época moderna, recibiendo el Premio de la Fundación Koscielski en 2007 y 2015, Premio Literario Nike en 2008 y el Premio Internacional Booker en 2018, mismo año en que recibió el Premio Nobel de Literatura por “una imaginación narrativa que con pasión enciclopédica representa el cruce de fronteras como una forma de vida”.

“El mundo es un tejido que tejemos diariamente en los grandes telares de informaciones, debates, películas, libros, chismes, pequeñas anécdotas. Hoy, el alcance de estos telares es enorme: gracias a Internet, casi todos pueden participar en el proceso asumiendo la responsabilidad o no, con amor u odio, para bien o para mal. Cuando esta historia cambia, también lo hace el mundo. En este sentido, el mundo está hecho de palabras”, fueron parte de las palabras de Tokarzuck cuando recibió el premio.

La escritora polaca también ha plasmado en sus libros la situación política de Polonia, mostrándose crítica en relación a que las parejas homosexuales no cuenten con los mismos derechos que las heterosexuales, haciendo mención también a la situación de los refugiados y la renuencia del Gobierno polaco a aceptarlos.

Tokarzuck es una escritora consagrada en ventas en su país y es la segunda escritora polaca que recibe el Premio Nobel de la Literatura, la primera fue la poeta Wislawa Szymborska en 1996, en el panorama de las mujeres que se alzaron con este galardón es la quinta.

“La avaricia, la falta de respeto a la naturaleza, el egoísmo, la falta de imaginación, la rivalidad interminable y la falta de responsabilidad han reducido el mundo al estado de un objeto que se puede cortar en pedazos, agotar y destruir. Por eso creo que debo contar historias como si el mundo fuera una entidad viva y única, formándose constantemente ante nuestros ojos, y como si fuéramos una parte pequeña y al mismo tiempo poderosa de él”, expresó la Nobel de Literatura.