17 de abril de 2024

ONU solicita acceso a ayuda humanitaria en Haití mientras la violencia causa estragos

Enespanol24.com El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) solicitó este viernes acceso sin restricciones para las agencias de ayuda que operan en Haití y el libre flujo de productos alimenticios para evitar que los ya graves niveles de hambre en el país se vuelvan catastróficos.

Esto, ante los continuos ataques a civiles por parte de grupos armados, el aumento de los desplazamientos y el desorden civil en Haití, donde el 44 % de los haitianos enfrenta inseguridad alimentaria aguda y lucha por alimentar a sus familias, informó la organización en un comunicado.

La entidad de la ONU continúa entregando asistencia alimentaria de emergencia en Haití, sin embargo, el reciente aumento de la violencia le ha impedido llegar a más de 370.000 haitianos en inseguridad alimentaria extrema desde principios de febrero.

“El reciente aumento de la violencia ha bloqueado las rutas de carga, ha restringido el movimiento y cerrado escuelas, obligando a PMA a detener temporalmente muchas actividades en todo el país”, afirmó el director de país de PMA en Haití, Jean-Martin Bauer.

Con 1,4 millones de haitianos que sufren niveles de hambre de emergencia, “corremos el riesgo de ver a las personas más vulnerables caer en condiciones similares a la hambruna, a menos que podamos entregar la asistencia de manera efectiva”, señaló.

Según la entidad, los niños se están llevando la peor parte en esta última ola de violencia y desorden, que ha llevado al cierre de escuelas en las últimas semanas, privando a cerca de 300.000 escolares de las comidas calientes diarias proporcionadas por PMA y sus socios, raciones que, en muchos casos, son la única comida completa del día.

En Puerto Príncipe, el Programa Mundial de Alimentos también fue incapaz de entregar raciones a 56.000 personas en el barrio de Cité Soleil, ni pudo llevar alimentos a cocinas centrales que dan de comer a personas desplazadas recientemente huyendo de la violencia.

En este sentido, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima que 20.000 personas han huido de sus hogares en la capital haitiana desde principios de 2024.