21 de abril de 2024

ONU: “Vivir en un medio ambiente limpio es un derecho humano”

El derecho a un medio limpio y sostenible debe conectarse con otros derechos ya reconocidos en el derecho internacional.

Foto: EFE / André Coelho / Archivo.

Más de 40 países apoyaron la iniciativa para cooperar con el medioambiente

EnEspañol24.com- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución que reconoce como un derecho humano el vivir en un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible, afirmando que sin ello, es difícilmente posible disfrutar de otros derechos como la vida o la salud.

Costa Rica fue el principal impulsor de esta iniciativa, destacando que el derecho a un medio limpio y sostenible debe conectarse con otros derechos ya reconocidos en el derecho internacional, es decir que son de aplicación universal.

En ese sentido, Rusia planteó diversas enmiendas para debilitar el alcance de la resolución, según los países y oenegés dedicadas a esta temática y apoyaban la resolución, las enmiendas fueron rechazadas una a una por votación, reseña la agencia EFE.

La resolución motiva a los países a desarrollar capacidades para favorecer la protección del medio ambiente y cumplir por sus obligaciones en materia de derechos humanos, a intercambiar conocimientos entre ellos y adoptar políticas acordes con este propósito.

La delegación de Costa Rica sostuvo que hablar actualmente de crisis climática equivale a hablar de crisis de derechos humanos y que solo reconociendo esta relación se podrá proteger al planeta.

“Se trata de una aspiración común, de personas en todas partes del mundo. Aprobar esta resolución será un mensaje común y poderoso para quienes luchan contra las dificultades ambientales, para decirles que no están solos, que sus voces son escuchadas”, expresó una diplomática costarricense al presentar la iniciativa.

Más de cuarenta países, entre ellos Chile, Ecuador, Uruguay y España, se presentaron como copatrocinadores de la resolución, la cual indica que a partir de este momento le corresponde a la Asamblea General de la ONU examinar la propuesta.