24 de febrero de 2024

Papa lamenta el accidente de autobús que causó 21 muertos en Italia y reza por heridos

Enespanol24.com El papa Francisco lamentó hoy el accidente de autobús que el martes cayó desde un paso elevado en la carretera hacia Venecia, en el noroeste de Italia, causando 21 muertos, todos ellos extranjeros menos el conductor, un italiano, y además dejó 15 heridos, de los que dos son españoles.

“Al conocer la noticia del grave accidente de carretera ocurrido en Mestre, en el que han perdido la vida numerosas personas, incluidos niños, el santo padre francisco encarga a su excelencia que envíe la expresión de su afectuosa cercanía a las familias de los fallecidos en de esta manera trágica”, indicó en un comunicado la Santa Sede.

El pontífice aseguró que ha dirigido una “oración especial” a los afectados, indicó en un telegrama firmado por el secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolín, y dirigido al obispo Francesco Moraglia, patriarca de Venecia.

“Mientras implica el consuelo de la fe para sus familiares, pide al señor la pronta curación para los heridos, y envía de corazón la bendición apostólica del patrón”, añadió.

Los fiscales examinan dos hipótesis principales sobre las causas de la tragedia: una maniobra arriesgada o que el guardarraíl era demasiado viejo para soportar el peso del bus y todo ello junto a la posibilidad de que el conductor se sintiese mal y no controlase el vehículo.

Los medios italianos destacan hoy en sus informaciones que el guardarraíl no había sido sustituido desde hace mucho tiempo y que además faltaban dos metros de valla protectora justo en la zona donde cayó al vacío el autobús.

Sin embargo, el concejal de movilidad de Venecia, Renato Boraso, explicó que la falta de 1,50 metros en la barrera es un punto de acceso por razones de seguridad, para labores de mantenimiento.

“No es que un metro y medio impida la caída”, afirmó Boraso, asegurando que el autobús cayó “25 metros después”.

El ministro de Transportes e infraestructuras, Matteo Salvini, aseguró que el accidente no fue culpa del guardarráil y advirtió ante lo que consideró que es el peligro de las baterías de los coches eléctricos, como el autobús siniestrado, pues “se incendian más rápido que otras formas de energía”.

Tras una jornada se pudieron identificar a los 21 fallecidos en el siniestro, entre ellos dos niños y una chica de 13 años, que son nueve ucranianos, cuatro rumanos, tres alemanes, un croata, dos portugueses y un sudafricano y el conductor, un italiano, de 40 años.

Dos españoles resultan entre los 15 heridos del accidente de tráfico y son un hombre, que se encuentra hospitalizado en Treviso y una mujer, de 52 años, que fue ingresada en el hospital de Padua debido a que presentaba importantes quemaduras.

El director del hospital Universitario de Padua, Giuseppe Dal Ben, explicó que en su centro están ingresadas una niña ucraniana de 4 años y una española de 52 años “en estado muy grave”. EFE