26 de febrero de 2024

Partido Comunista de China sigue sin dar participación a las mujeres en pleno siglo XXI

Actualmente la funcionaria de mayor rango es vice primera ministra, Sun Chunlan.

Foto: EFE.

Solo una mujer es miembro del Politburó, en la cadena jerárquica está en el segundo escalón

En 1921 y bajó la clandestinidad surgió el Partido Comunista de China (PCCh), integrado por intelectuales y activistas chinos. Este primero de junio celebró el centenario de su creación, desde entonces y hasta ahora cuenta con 95,1 millones de miembros, a la vez que controla la mayor economía del mundo, superada solo por Estados Unidos.

“La fundación de un Partido Comunista en China fue un acontecimiento que cambió profundamente el curso de la historia china de nuestra época, transformó el futuro de la sociedad y la nación chinas, y alteró el panorama del desarrollo mundial”, expresó Xi Jinping, presidente de China, en su discurso conmemorativo al centenario.

Pero, desde que el PCCh se alzó como vencedor de la guerra civil en 1949, no existe registro de que una mujer en toda su historia haya ocupado uno solo de los asientos del Comité Permanente del Politburó. En el Politburó, escalón debajo del organigrama, sólo 2 de sus 25 miembros eran mujeres, esto en 2017.

En China la relación de la mujer y la política nunca se ha mostrado equilibrada. Esto se puede evidenciar con la historia del país, desde 674 d.C. solo una mujer ha ocupado el trono como emperatriz soberana, de resto ninguna ha escalado más allá de ser consortes, concubinas que se han desempeñado en un papel del primer orden.

Otra muestra del papel relegado de las mujeres en el país se abre paso en la formación del PCCh, tiene cerca de 92 millones de miembros, es decir, alrededor de 6,6% de la población china, pero de ellos, apenas la cuarta parte son mujeres y su influencia es escasa, por no decir invisible. Actualmente la funcionaria de mayor rango es vice primera ministra Sun Chunlan, que está entre los 25 integrantes del politburó.

Pese a que el PCCh insiste en poner sobre la mesa la importancia de la mujer, demuestra lo contrario, acortando y encerrando las posibilidades de estas en hacer vida política en el país. De esa forma, China va en sentido contrario con la tendencia mundial, que actualmente incluye un número considerable de mujeres en las políticas de cada nación.

De acuerdo con ONU Mujeres, a la fecha hay 17 mujeres liderando un país, el doble que hace una década. En concreto, la región asiática ha producido más presidentas, primeras ministras o jefas de la oposición en comparación con otra región del mundo.

“El Partido Comunista es, al menos en la superficie, un partido comunista. Y la igualdad de género es una parte importante de la ideología comunista. Entonces, si uno va a los papeles, a la línea oficial del Partido Comunista chino, las declaraciones oficiales son todas sobre igualdad de género y sobre la emancipación de la mujer, y ellos tienen que sostener esas ideas, al menos en la superficie, porque son un partido comunista. Pero por otro lado tienen preocupaciones prácticas, como que necesitan mas niños. Y a su vez tienen esta mirada tradicional de la mujer en el hogar como la encargada de la crianza y siendo menos capaz que el hombre en el mercado laboral. Entonces estas miradas tradicionales sumadas a las necesidades concretas de tener más niños están empujando al Partido Comunista, y envía a las mujeres al hogar. Creo que son contradicciones que conviven en el partido, difunden dos ideas que son contradictorias”, sostuvo la especialista.