Pérdida del apetito sexual, ¿Es normal después del parto?

Hay que tener en cuenta que la primera relación sexual después del parto no se sentirá igual que las anteriores.

Imagen de Victoria Borodinova / Pixabay

Las mujeres atraviesan por una serie de cambios físicos y emocionales durante y después del embarazo

Las relaciones sexuales después del parto existen, pero en estas condiciones pueden aparecer ciertas incomodidades que hacen el encuentro un momento de terror tanto para el hombre como la mujer, teniendo en cuenta que estas últimas al salir de una labor de este estilo, lo último que pueden pensar es en mantener relaciones sexuales.

Si el parto es natural, o bien si es efectuado mediante una cesárea, los órganos de la mujer toman su tiempo para volver a su estado físico, pasando primero por el agotamiento físico que deja una labor de este estilo y sin dejar a un lado el dolor vaginal al que se exponen las mujeres. Es por ello que se recomienda médicamente tomarse un descanso entre seis semanas antes de retomar la rutina sexual.

as relaciones sexuales después del embarazo son un hecho. Honestamente. Sin embargo, en primer lugar, el dolor vaginal y el agotamiento podrían pasarte factura. Ya sea que te resulte atractivo o sientas que la intimidad es lo último en lo que piensas, esto es lo que necesitas saber sobre el sexo después del embarazo.

Pese a que el período de espera no es obligatorio, este tiempo es recomendado por profesionales de la salud, para evitar riesgos o complicaciones después del parto, el cual es mayor durante las primeras dos semanas. Sin embargo, el resto del tiempo le permitirá al cuerpo sanar y volver a la normalidad el flujo vaginal, y la condición de la zona reproductora de la mujer que queda expuesta a desgarros, lo que conlleva incluso a la mujer a presentar disminución del apetito sexual.

El embarazo y la posterior labor del parto, en este caso vaginal, pueden dejar lesiones o estiramientos en los músculos del suelo pélvico, que sostienen la vejiga, el intestino delgado y el recto, para esta situación se recomiendan los ejercicios de Kegel para el fortalecimiento de esta zona y evitar molestias, incomodidad o dolor durante las relaciones sexuales.

Otro aspecto a considerar es la salud mental de la madre luego del parto, esta debe estar preparada física y mentalmente, debido a que los acontecimientos que la rodean pueden influir en la pérdida de apetito sexual con la pareja, es importante que se tenga paciencia y se comience poco a poco con estimulación para explotar las sensaciones de la mujer y que todo fluya en armonía.

Hay que tener en cuenta que la primera relación sexual después del parto no se sentirá igual que las anteriores, para algunas puede convertirse en una mala experiencia y para otras puede resultar más fácil llevar a cabo un encuentro sexual, tanto físicamente como psicológicamente, pero es una cuestión que dependerá de cada una individualmente.

Es importante entonces la comunicación, bien sea en cualquiera de los casos, hablar con la pareja creará un ambiente de entendimiento y apoyo que ayudará en el proceso para volver a estar juntos y que sea de la mejor manera y satisfactorio para ambos