Piden a un juez en Florida que bloquee la entrada en vigor de la ley antiaborto

Fotografía de archivo de mujeres que se manifiestan a favor del aborto en Atlanta (Estados Unidos). EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Enespañol24.com.- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) pidió este lunes en una corte de Florida en nombre de varias organizaciones que bloquee la entrada en vigor el 1 de julio de la nueva ley estatal que prohíbe la interrupción del embarazo después de las 15 semanas.

La nueva ley HB 5, nombrada “Ley de Reducción de la Mortalidad Fetal e Infantil”, que se aprobó a principios de este año, “prohibiría el aborto después de las 15 semanas de embarazo y amenazaría (…) con encarcelar a los médicos por brindar atención esencial”, dijo ACLU en un comunicado.

En la demanda presentada en el condado León (norte de Florida) ACLU representa a la organización Planned Parenthood, que ofrece servicios vitales de salud reproductiva, educación sexual e información sobre sexualidad a millones de personas en todo el mundo.

También ACLU, mediante el bufete de abogados Jenner & Block, representa a las organizaciones Gainesville Woman Care, Indian Rocks Woman’s Center; St. Petersburg Woman’s Health Center, Tampa Woman’s Health Center y a A Woman’s Choice of Jacksonville, encargadas del cuidado de la mujer y la planificación familiar.

“Todos merecemos el poder de controlar nuestros cuerpos y decidir si y cuándo tener un hijo, independientemente de dónde vivimos”, dijo este lunes ACLU en sus redes sociales.

Los demandantes solicitaron hoy a un juez en Tallahassee, la capital estatal, que emita una orden judicial temporal de emergencia para impedir que la nueva ley aprobada por una Legislatura de Florida, de mayoría republicana, entre en vigor este 1 de julio.

El Tribunal del Segundo Circuito Judicial en el condado de Leon, Florida, escuchó este lunes el testimonio y los argumentos de los demandantes sobre la solicitud y se espera un fallo de este tribunal.

“No dejaremos de luchar por nuestro derecho a la atención del aborto”, dijo ACLU en sus redes sociales y añadió que “todos merecemos el poder de controlar nuestros cuerpos y decidir cuándo tener un hijo, independientemente de dónde vivimos”.

El pasado 14 de abril, el gobernador de Florida, el conservador Ron DeSantis, promulgó la HB 5, que reduce de 24 a 15 semanas el periodo en que una mujer embarazada puede interrumpir legalmente su embarazo y solo contempla dos excepciones: que la vida de la madre corra peligro y que el feto tenga malformaciones.

La nueva legislación establece que para que una mujer pueda interrumpir su embarazo en los supuestos contemplados dos médicos deben certificar que es necesario, algo que los legisladores demócratas trataron de cambiar a solo un médico sin éxito.

El Tribunal Supremo estadounidense anuló el pasado viernes la sentencia conocida como “Roe versus Wade”, acordada hace 49 años, que estableció el derecho constitucional al aborto en todo el país.

La decisión histórica del Tribunal Supremo de anular la protección del derecho al aborto, vigente en este país desde 1973, permitirá ahora a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo.

El fallo señala que la Constitución “no otorga” este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto al “pueblo” y sus “representantes electos”.

La decisión del alto tribunal revoca así tanto la sentencia “Roe versus Wade”, como otra resolución de 1992, “Planned Parenthood versus Casey”, que reafirmaba dicha protección pero permitía a los estados establecer regulaciones sobre el proceso.

Al conocerse la decisión, DeSantis afirmó en un comunicado que el Tribunal Supremo “respondió a las oraciones de millones de estadounidenses”.

Fuente: EFE