Pobreza en África: Principales causas

Expertos de la ONU advierten que el cambio climático aumentará la escasez de agua, agravará la pérdida de biodiversidad y contribuirá a la desertificación

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com- África es considerada por muchos el continente madre de la humanidad, al tiempo de tener una diversidad cultural rica en historias y coloridos multiétnicos, así como el poseer algunos de los mejores paisajes de vida salvaje y naturaleza de todo el mundo.

Aunque existe una realizada imperante en la mayoría de los países africanos y es que la pobreza material y económico aún sumerge a casi toda la población; lo que se traduce en dificultades para el acceso de educación, servicios públicos de calidad, alimentación y un sistema sanitario acorde a las exigencias de cada nación.

El abordar en profundidad las causas de la pobreza en el continente africano se trata de una tarea cuantiosa de un equipo multidisciplinario que demuestre con cifras los avances y retrocesos en la materia. Pero sí es posible esbozar los motivos que expone la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al respecto.

Cifras

La Organización No Gubernamental (ONG) Manos Unidas sostiene que África es todavía el continente más pobre del mundo al sumar un 33% de la población pobre del planeta. Todavía unas 304 millones de personas sufren de desnutrición.

Mientras que la mitad de las muertes infantiles a nivel mundial ocurren en África. Más de la mitad de las personas del continente tienen viviendas en estado precario y solo el 16% accede al agua potable con un servicio constante.

Descolonización

Para ello, es necesario hablar del proceso de descolonización que vivió África con el fin de la Segunda Guerra Mundial, fecha durante la cual la mayor parte del territorio se encontraba bajo dominios de potencias de Europa bajo la forma de colonias.

Es así como la creación de la ONU al finalizar la contienda bélica gestionó e impulsó el proceso de descolonización, por lo que África está liberada de cualquier forma de colonialismo. Pero todavía persisten varios retos para superar el umbral de la pobreza.

Cambio climático

El factor climático amenaza el desarrollo económico, social y ambiental del continente africano, porque el aumento de las temperaturas llevó a una extensión de las tierras áridas que en los últimos 100 años eran cultivables. Esto tiene un impacto importante en la seguridad alimentaria.

Expertos de la ONU advierten que el cambio climático aumentará la escasez de agua, agravará la pérdida de biodiversidad y contribuirá a la desertificación.

Ébola

Desde el 2014 el continente experimenta un brote de Ébola que llevó a la muerte de unas 11.000 personas, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con sucesivos rebrotes en varios países subsaharianos. Esto dejó a muchos niños huérfanos y mermó la capacidad productiva de varias naciones.

Corrupción

La corrupción es un mal social que permanece en las altos esferas el poder político y económico de los países africanos,  considerada como el mayor desafío para el crecimiento económico sostenible, la paz, la estabilidad y el desarrollo en África.

Varios informes sobre la corrupción, llevados a cabo por veedores independientes de la ONU, sostiene que es la problemática que más influye en el atraso de programas sociales y en las ayudas para los sectores más vulnerables.

Deuda externa

Datos de la Comisión Económica para África de la ONU, la deuda externa total es mayor que el 30% del PIB desde 2010. Razón que hace más cuesta arriba a los países endeudados invertir en la mejora del bienestar de su población, porque utilizan los recursos en cancelar los préstamos.

Guerras

Desde los años 60, cuando se formaron la mayoría de las Repúblicas africanas, han acaecidos numerosos conflictos armados entre las nuevas naciones y contra grupos guerrilleros o terroristas de procedencia islámica.

Por ello la ONU ha enviado misiones militares de paz en países como Angola, Mozambique, Somalia, Sierra Leona, Etiopía, Eritrea, Burundi, Sudán y la República Centroafricana.

Esperanza

Las Naciones Unidas resalta que en los últimos años la economía del continente creció un 3.4%, considerado como el período de mayor crecimiento sostenido tras largos años de conflictos y hambrunas.

Otros indicadores demuestran progresos en los niveles de pobreza, los cuales pasaron del 56,5% en 1990 al 48,4% en 2010; mientras más jóvenes y niños tienen un mejor acceso a la educación. Más de la mitad de los países alcanzaron el 75% de alfabetización en 2012.

Referencias