16 de abril de 2024

Policías y militares de Ecuador han ejecutado 118.055 operativos anticriminales en 45 días

Enespanol24.com Las Fuerzas Armadas y la Policía de Ecuador han ejecutado 118.055 operaciones contra el crimen organizado en los últimos 45 días, al amparo de un “estado de excepción” y “conflicto armado interno” decretados por el Gobierno para frenar la violencia desatada por bandas del crimen organizado en los primeros días del año.

Así lo informó este jueves el Gobierno en su balance diario para llevar adelante el llamado ‘Plan Fénix’ contra la violencia, que alcanzó ribetes dramáticos a principios de enero pasado.

Según el último informe de ese organismo, del total de operaciones conjuntas desarrolladas desde el pasado 9 de enero por policías y militares, 160 han sido dirigidas contra varios grupos calificados como “terroristas”.

Las fuerzas de seguridad han abatido a 8 personas identificadas como integrantes de los grupos beligerantes, han detenido a 9.473 personas, 241 de ellas bajo cargos de “terrorismo”.

Hasta el momento se han decomisado más de 64 toneladas de drogas, 12.882 explosivos, 2.823 armas de fuego, 4.067 armas blancas, 189.308 municiones y 1.324 alimentadoras (cargadores de balas).

También recordó que en las operaciones han fallecido dos agentes de la Policía en el cumplimiento de su deber y que no se han registrado bajas en las filas castrenses.

Asimismo, el Gobierno ecuatoriano indicó que se han logrado recapturar a 34 reos de los cerca de 90 que se fugaron de las cárceles donde ocurrieron motines de reclusos a comienzos de año, y que fue uno de los antecedentes para que el Gobierno declarara el “estado de excepción”.

En las operaciones, los agentes han decomisado 979 vehículos, 1.073 motocicletas y 28 embarcaciones; además de 244.617,14 dólares y 85.528 galones de combustible (unos 323.740 litros).

Las operaciones conjuntas entre policías y militares obedecen a la aplicación del estado de excepción y “conflicto armado interno”, decretados por el Gobierno del presidente Daniel Noboa para atajar la espiral de violencia desatada por grupos de delincuencia organizada, que sacudió al país a comienzos de año.

Al declarar el “conflicto armado interno”, el Gobierno identificó a al menos 22 grupos del crimen organizado transnacional y los ubicó “como organizaciones terroristas” y “actores no estatales beligerantes”.

Al ubicar a esos grupos como beligerantes, el Ejecutivo abrió una puerta legal para que las Fuerzas Armadas junto con la Policía actúen con todos sus recursos para neutralizar a las bandas criminales.