1 de marzo de 2024

Reino Unido sanciona a una empresa bosnia por “amenazar la paz y la estabilidad” del país

Enespanol24.com El Reino Unido sancionó este lunes a una compañía bosnia de ‘marketing’ por “amenazar la paz y la estabilidad” del país al aceptar un contrato para organizar celebraciones del “día nacional” de la República Srpska, el pasado 9 de enero.

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores británico, la sanción implica la congelación de activos de la empresa, llamada Mania, así como la prohibición de negociar con compañías del Reino Unido.

El Tribunal Constitucional de Bosnia ha declarado “inconstitucional” en varias ocasiones que se conmemore el Día de la República de Srpska, como recordaron desde la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con anterioridad a la jornada.

De acuerdo con esta institución, los tribunales determinaron que la celebración es “discriminatoria” al priorizar el patrimonio cultural, las tradiciones y las costumbres de un grupo étnico frente a otro.

En este contexto, el secretario de Estado del Reino Unido para Europa, Leo Docherty, señaló que la reputación de la empresa bosnia se ha visto dañada al “beneficiarse económicamente de celebraciones ilegales y que únicamente llevan a la división de la gente de Bosnia y Herzegovina”.

“Nuestras acciones hoy deberían servir como una advertencia a otros, ya sean políticos o negocios, que busquen desestabilizar el país”, destacó Docherty, a la vez que incidió en la continuación del apoyo británico a la región de los Balcanes.

La República Srpska es una de las dos entidades políticas que forman Bosnia y Herzegovina, y surgió tras el Acuerdo de Paz de Dayton que puso fin a la guerra de Bosnia en 1995.

El 9 de enero hace referencia al día de la declaración unilateral de independencia realizada por líderes serbobosnios en 1992 y que llevó al inicio del conflicto bélico.

Según el comunicado de Exteriores, la fecha se ha utilizado en años anteriores para promover la secesión del territorio, negar la masacre de Srebrenica y “glorificar a criminales de guerra condenados por crímenes contra la humanidad”.

Ya en abril de 2022, el Reino Unido sancionó con la congelación de activos y la restricción de viaje al actual presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, y a la política Zelja Cvijanovic, que ocupaba el cargo en ese momento, por tratar de impulsar la independencia del territorio y utilizar “discursos de odio para avivar las tensiones étnicas”.

También en ese año el Parlamento Europeo pidió a los países que conforman la Unión Europea que tomaran acciones, como sanciones o suspensión de fondos, para los “actores desestabilizadores” en Bosnia, algo en lo que incidió en enero de 2023, cuando la República Srpska otorgó la mayor distinción del territorio al presidente ruso, Vladímir Putin. EFE