1 de marzo de 2024

Ribera: El Gobierno tiene presupuestados 20 millones de euros para convivencia con grandes carnívoros

Señaló que esa cantidad es superior a la que vienen aportando las Comunidades con presencia de lobo para la compensación de daños en el supuesto de ataques a las ovejas

Foto de EFE

EnEspañol24.com.- La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, aseguró el sábado que el Gobierno tiene presupuestados 20 millones de euros para estrategias de convivencia con grandes carnívoros, fundamentalmente el oso y el lobo.

Señaló que esa cantidad es superior a la que vienen aportando las Comunidades con presencia de lobo para la compensación de daños en el supuesto de ataques a las ovejas, reseñó EFE.

Ribera, quien ha participado en la inauguración del Encuentro Nacional de Pueblos Mágicos de España: “Un Medio Rural Vivo en el marco de la Agenda 2030″MUNDO RURAL, en La Adrada (Ávila), explicó que la prohibición de la caza del lobo se trata de un asunto en el que se ha trabajado desde hace más de un año.

Por lo que recalcó que el Gobierno ha intentado buscar las formas de conciliar ganadería y protección de especias, con estrategias de gestión junto a administraciones y distintos sectores económicos, incluidos los que se dedican a la ganadería extensiva.

La ministra ha argumentado que la comunidad científica puso de manifiesto que seguir manteniendo el lobo como especie cinegética no mejoraba ni conservación de la especie ni mitigaba el impacto en la ganadería extensiva, por lo que no se trataba de una estrategia adecuada e impedía que se recuperara el lobo en los espacios que se consideraban su hábitat natural.

“Hemos seguido adelante en una tramitación que ha contado múltiples oportunidades para buscar el modo en el que trabajar juntos”, sostuvo Ribera, quien ha avanzado que aún queda por delante la aprobación de estrategias de gestión, para las que es “capital” sumar esfuerzos.

En tal sentido, afirmó que el Ejecutivo sabe que la protección de la especie requiere un acompañamiento económico para aquellos vecinos que puedan sentir que están en riesgo su propia actividad económica.

Así que abogó por una reacción ágil, por una identificación rápida en procesos de compensación, pero también de prevención de medidas que permitan identificar con antelación donde pueden estar las zonas de peligro, de expansión y capacidad de intervención, en su caso, con controles poblacionales.