1 de marzo de 2024

Rusia celebra que la CIJ desestime la mayoría de demandas presentadas por Ucrania

Enespanol24.com El Ministerio de Exteriores de Rusia celebró hoy que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazase la mayoría de las peticiones hechas por Ucrania y se negase a exigir reparaciones a Moscú.

“El tribunal rechazó prácticamente todas las demandas de Ucrania y reconoció que la política de Rusia se corresponde a los compromisos en el marco de la Convención (Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial)”, indicó Exteriores en un comunicado.

La diplomacia rusa señaló que la CIJ reconoció así que “en Crimea no existe discriminación contra los tártaros de Crimea y los ucranianos”.

Exteriores indicó que la parte ucraniana intentó presentar las medidas tomadas por Rusia contra organizaciones terroristas tártaras como persecución por motivos étnicos, pero “el CIJ no estuvo de acuerdo con esta valoración”.

“El Tribunal no encontró pruebas de discriminación en las normas de la legislación rusa contra el extremismo, al igual que no halló vestigios de discriminación racial en la aplicación de estas normas por las fuerzas de seguridad rusas”, explicó Moscú.

Además, el Ministerio de Exteriores señaló que la CIJ reconoció que “los habitantes de Crimea tienen acceso a la enseñanza” en los idiomas de las minorías étnicas, y criticó que el tribunal cuestionase la disminución brusca de escuelas en idioma ucraniano tras la anexión de la península, ya que no obliga a nadie a hablar en un idioma específico.

En su fallo definitivo que rechazó la mayoría de las peticiones hechas por Ucrania, la CIJ concluyó que Moscú violó partes del tratado contra la financiación del terrorismo por no investigar a los rebeldes prorrusos del este de Ucrania, y puntos de la convención contra la discriminación por vetar idiomas no rusos.

Sin embargo, la CIJ se negó a exigir reparaciones a Moscú en este caso, como había pedido Ucrania en 2017.

Kiev había exigido que Moscú la indemnizara por los crímenes cometidos por los rebeldes prorrusos en la zona este de Ucrania, lo que incluye la tragedia del vuelo MH17, el avión de Malaysia Airlines derribado el 17 de julio de 2017, que se cobró la vida de los 298 pasajeros, en su mayoría neerlandeses.