Ruta gastronómica del Camino de Santiago

Este centenario recorrido eclesiástico también puede convertirse en uno gastronómico

Imagen de larahcv en Pixabay

EnEspañol24.com- El Camino de Santiago son varias rutas de peregrinación de la fe católica, que conducen hasta la Catedral de Santiago de Compostela, en el noroccidente de España, donde están depositados los restos de uno de los apóstoles más importantes de Jesucristo.

Una de esta de estas rutas en el denominado Camino Francés, que en territorio español atraviesa a varias comunidades autónomas y es el de mayor tradición, al ser recorrido por miles de personas cada año. En sus más de 700 kilómetros de largo, existen miles de puntos para detenerse y deleitar de la gastronomía de cada ciudad.

Este centenario recorrido eclesiástico que data del siglo XII también puede convertirse en uno gastronómico, para que los visitantes vivan la experiencia completa de las bondades culinarias y los sabores de España. Por ello, presentamos las paradas gastronómicas obligadas que deben realizarse si el plan es emprender el largo viaje espiritual del Camino de Santiago.

Navarra

Considerada como la capital mundial de la verdura, por el famoso chef Ferrán Adriá. En la mayoría de los platos no pueden faltar las alcachofas de Tudela, los pimientos de piquillo o los espárragos de Navarra. Otro de los elementos que deben ser degustados en la gastronomía de esta comunidad autónoma son sus deliciosos quesos, como el Idiazabal o el de Roncal.

Aragón

España toda en la nación que más consume jamón en el mundo,  pero en Aragón es parte de su día a día, en especial el jamón de Teruel. Como postre se puede comer en cualquier restaurant el famoso melocotón de Calanda.

La Rioja

Lo que hace a esta región única en todo el mundo son sus exquisitos vinos, por lo que puede ser una buena opción visitar una bodega de cata. En la gastronomía el plato insignia es el bacalao a la riojana, las patatas a la riojana o las chuletillas al sarmiento.

Castilla y León

El Camino de Santiago atraviesa tres ciudades de Castilla y León, por lo que comer aquí será una parada obligatoria, sobre todo para los amantes de la carne. En Burgos, es recomendable pedir lechazo asado o morcilla acompañados por el delicioso vino de Ribera del Duero. En Palencia, se puede degustar un guiso de cangrejos o codornices estofadas. En León botillo, la cecina o el cocido maragato están a la orden del día.

Galicia

Esta comunidad autónoma es el fin del camino, y es, quizás, el lugar con la gastronomía más rica en platillos con especialidades del mar como el pulpo “á feira”, lacón con grelos, empanada, cocido gallego, pimientos de Padrón, tarta de Santiago y marisco frescos.

En Santiago de Compostela es necesario probarla bebida típica llamada ‘queimada’, la cual debe tomarse tras recitar un conjuro para alejar a los malos espíritus.

Referencias