Sexo anal, para que sea completamente placentero hay que saberlo practicar

Para prepararse a recibir sexo anal se recomienda estar relajados para que este sea placentero, pues de lo contrario, los músculos se contraen

Foto: Pixabay.

Es importante tener comunicación con la pareja y buena higiene personal para llevar a cabo este acto sin complicaciones y un máximo disfrute

Es sexo anal es una práctica que cada vez tiene más inclusión en las relaciones sexuales tanto de parejas gays como heterosexuales, pues diversas investigaciones afirman que produce un placer mayor cuando se tiene experiencia en esta área.

Esta práctica consiste en la introducción del pene, o un juguete sexual en el ano de la pareja con la que se está manteniendo una relación sexual en ese momento, incluso ha llegado a ser condenado por la mayoría de las religiones, por diversos motivos, entre ellos que se usaba como control de la natalidad y, además poseía altos riesgos higiénicos.

Pese a que tiene más relación con la actividad homosexual, la práctica del sexo anal también tiene una participación importante dentro de las parejas heterosexuales y muchos hombres disfrutan recibirla, pero las mujeres no se quedan atrás y se dejan llevar por el deseo abriendo paso a la estimulación anal.

Se puede disfrutar del sexo anal en la intimidad individual o con compañía, aunque se cree que es una práctica dolorosa, puede serlo al momento de no practicarse adecuadamente. Quien tenga una experiencia anal algo doloroso, seguramente se retraerá para volver a intentarlo, por ello es fundamental aprender a ofrecerlo y también saber cómo disfrutarlo, aquí la comunicación también juega un papel fundamental.

No obstante, cabe aclarar que no exista una forma explícita ni forma perfecta para realizarlo, lo que se debe tener en cuenta es un mínimo de conocimiento y siempre escuchar al cuerpo, como sucede con todas las formas de dar placer y estimular el cuerpo para un goce y disfrute pleno.

Si bien es cierto que no existe un manual detallado ni específico para el sexo anal o para el disfrute del mismo, sí hay algunos tips para experimentarlo plenamente, y puede ser una práctica sexual como otras que tiene variedad para todos, dependiendo de sus gustos. Se puede decir que el sexo anal es una alternativa interesante de placer para quienes buscan experimentar nuevas sensaciones.

Se dice que el potencial erótico anal es originado por la gran cantidad de terminaciones nerviosas que se concentran en la zona, las cuales están próximas y conectadas a órganos sexuales y a los músculos pélvicos que se encargan del orgasmo, se tiende a general mayor placer, cuando se estimula el clítoris o el pene simultáneamente con la zona anal.

Una de las recomendaciones básicas es mantener una higiene corporal adecuada, y debe practicarse el sexo anal con el uso de preservativos para evitar una posible transmisión de enfermedades o infecciones. Es importante realizar una limpieza adecuada del ano antes y después de la penetración para evitar malos ratos.

Debido a que el recto y el ano no generan naturalmente lubricación, como es el caso de la vagina, puede permitir que en algunos casos se generen heridas o desgarros, teniendo en cuenta que los músculos de esta parte del cuerpo no son tan elásticos e impiden la dilatación. Sin embargo, esto se puede evitar usando algún tipo de lubricante que favorezca la penetración.

Para prepararse a recibir sexo anal se recomienda estar relajados para que este sea placentero, pues de lo contrario, los músculos se contraen, siendo más difícil introducir el pene o el juguete sexual, lo cual puede derivar en molestias o dolores y, vez de ser placentero, resultar en un momento incómodo.

Se dice que la posición más adecuada para el sexo oral es la conocida como “el perrito”, con esta la entrada del pene será mucho más directa y permitirá, además, controlar y moderar el movimiento de una forma más óptima, lo que ayudará a la pareja a saber cómo generar placer a quien está recibiendo el sexo anal, mientras ambos disfrutan del momento.