Sexo a los 40: La edad del conocimiento sexual en su mayor expresión

Las mujeres conocer su cuerpo en plenitud y están más abiertas al disfrute y su propio placer

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- Con el paso del tiempo el cuerpo comienza a dar señales de debilidad, y la sexualidad no escapa de ello. La vida sexual a partir de los 40 puede empezar a flaquear por múltiples factores, las rutinas del trabajo, el mantenimiento del hogar, el cuidado de los niños (en caso de tenerlos) o la simple cotidianidad, pueden hacer que la libido disminuya al entrar en esta década.

Al llegar a la mediana edad, las mujeres principalmente comienzan a presenciar una pérdida de lívido, lo que puede desencadenar inseguridad y preocupación. Sin embargo, esta no es una situación por la que atraviesen todos a esta edad, incluso hay quienes muestran mayor confianza y deseo, así como inclinación por experimentar nuevas actividades en la cama.

Todo dependerá, como en el resto de las etapas de la vida y las situaciones que se atraviesan, de la persona, la relación o el momento por el que esté pasando. En ese caso, existen técnicas y tips para disfrutar y gozar de un buen momento sexual después de los 40, sin inseguridades, y por el contrario, mayor confianza para recrear una nueva experiencia.

Algunas mujeres podrán atravesar por cambios hormonales, es decir, durante el ciclo menstrual pueden sentir y padecer hinchazón, cansancio y dolores, que, en la mayoría de los casos seguro repercute en el interés por el sexo. Además, sus niveles de testosterona (sí también las mujeres la tienen, aunque en menor cantidad que el sexo masculino) tienden a disminuir y con ello el deseo sexual.

Sexo por etapas

Quizás a los 40 años, físicamente no estén en el mejor momento e incluso la cantidad de encuentros sexuales disminuyan. Sin embargo, la intensidad de las relaciones puede estar en una de las etapas más interesante de todas.

Si se compara con los 20 años, a esa edad puede que no se conozca el cuerpo a plenitud, pese a que se puede tener más sexo. Es una etapa ideal en cuestión de energía, pero es un sexo más rápido y compulsivo.

En el caso de los 30, la mujer comienza a madurar sexualmente, aunque puede estar aún más centrada en el coito y el orgasmo. El hombre por su parte tiene menos prisa por eyacular, quiere disfrutar más y tener un mayor control.

Pero, llegan los 40:

En esta década la mujer ya tiene desarrollado un sistema venoso complejo en sus genitales, aumentando su capacidad de excitación y la explosión orgásmica. Otro punto a su favor es conocerse sexualmente con mayor precisión, lo que la lleva a estar más desinhibida a la horade pedir lo que la satisface y lo que no.

A los 40 se puede decir que hay más tiempo, menos carga y responsabilidades, las inhibiciones pasan a un segundo plano al igual que los complejos, teniendo mayor seguridad de sí mismo, y por ende disfrutando con mayor plenitud del acto sexual.