25 de febrero de 2024

Soldados de EE.UU. comienzan las labores de rescate en Turquía

Fotografía aérea hecha con un dron que muestra la destrucción causada por el terremoto en la ciudad de Kahramanmaras, Turquía. EFE/ Abir Sultan

Enespanol24.com- Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos comenzaron ya una misión de ayuda a Turquía para asistir en las labores de rescate tras los terremotos que han dejado más de 19.000 muertos en este país.

El Comando Europeo de EE.UU. (Eucom) informó este viernes en un comunicado que ha posicionado “capacidades militares, personal y equipamiento para ayudar al Gobierno de Turquía en sus esfuerzos de búsqueda y de rescate”.

“Cuando una nación aliada o socia afronta momentos de un desastre incalculable y la pérdida trágica de vidas humanas, nunca hay un momento de duda por parte de EE.UU para responder rápido a las necesidades de esa nación”, dijo el comandante de Eucom, general Christopher Cavoli, en la nota.

Explicó que las fuerzas de su país asisten a las autoridades turcas en las tareas de búsqueda y rescate, así como en el reparto de ayuda médica y humanitaria.

Un equipo de Eucom llegó el jueves a la base aérea de Incirlik, en Turquía, para determinar cómo las Fuerzas Armadas de EE.UU. pueden ayudar de forma rápida a Turquía.

El grupo de combate del carguero George Herbert Walker Bush llegó al Mediterráneo oriental horas después de que le fuera notificado el pasado día 7 que había ocurrido un terremoto en Turquía y permanece listo para proporcionar apoyo logístico y respaldo en el transporte aéreo.

Además, la aviación de EE.UU. ha llevado a cabo misiones fuera de la base de Incirlink. En concreto, el 7 de febrero comenzó el trasporte de personal de rescate a las zonas más afectadas y un día después llevó a bordo de helicópteros Black Hawk a civiles heridos a un centro médico local.

EE.UU. está enviando más helicópteros Black Hawk y CH-47 Chinooks a Incirlink para responder las peticiones de los médicos turcos.

El Eucom explicó que la base aérea de Incirlik está sirviendo como centro principal del flujo de ayuda humanitaria con destino a la región más damnificada.

No está claro si las fuerzas estadounidenses asistirán en las labores de rescate en el norte de Siria, que también ha resultado afectada por los sismos.