17 de abril de 2024

Supremo español ve en el fallo del TJUE un “respaldo” para extradiciones

 Enspanol24-.com El presidente del Tribunal Supremo español (TS), Francisco Marín, considera que la sentencia de la Justicia europea conocida este martes supone un “respaldo” para este órgano judicial, porque reconoce la competencia para emitir euroórdenes (demandas de extradición) según las leyes españolas.

En declaraciones a la prensa, valoró que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) haya determinado que ningún país de la UE puede cuestionar la competencia del TS para emitir euroórdenes contra los líderes secesionistas catalanes que permanecen huidos, a no ser que acredite que en España existen “deficiencias sistémicas” para garantizar sus derechos fundamentales.

De esta manera se limitan las opciones de la Justicia belga para volver a rechazar las euroórdenes de entrega emitidas por España contra varios líderes independentistas catalanes refugiados en Bélgica, procesados por su responsabilidad en el proceso soberanista ilegal de la región de Cataluña en 2017.

El presidente en funciones de TS evitó pronunciarse sobre si la extradición a España del expresidente independentista catalán Carles Puigdemont y algunos de sus antiguos colaboradores está más cerca tras esta sentencia, pero aseguró que “el sentimiento que hay en el Tribunal Supremo es de satisfacción”.

Según Marín, el TJUE ha establecido como “regla” que los tribunales de un Estado que reciben una euroorden “no pueden entrar a analizar la competencia del tribunal que la envía”.

“Por decirlo de forma más clara, los tribunales belgas no tienen por qué negar la competencia del Tribunal Supremo español, con arreglo a las leyes españolas. En ese sentido parece muy clara la decisión”, precisó.

Sobre la puerta que abre el TJUE al denegar una extradición si se acreditan carencias en el funcionamiento del sistema judicial del Estado que emite la euroorden, indicó Marín que “está claro” que en España no hay “ninguna deficiencia sistémica o estructural” de ese tipo.

También recordó que aún está pendiente de dictarse sentencia sobre si varios de los huidos gozan de inmunidad parlamentaria como diputados del Parlamento Europeo elegidos en los comicios de 2019.

A las espera de que las euroórdenes que pudiera dictar, el magistrado español Pablo Llarena, encargado del caso, desistió el 12 de enero pasado de procesar a Puigdemont por el delito de sedición, tras ser derogado por el Parlamento español.

Sin embargo, mantiene la causa judicial por desobediencia y por el delito de malversación agravada, castigado con una pena de hasta 12 años de prisión. EFE