El gasto mundial en “edge computing” subirá un 15 %, hasta 153.800 millones

Un espejo refleja una pantalla de ordenador que muestra un código binario, en una fotografía de archivo. EFE/RITCHIE B. TONGO

Enespanol24.com– El gasto mundial previsto en 2022 en “edge computing” (computación al borde) crecerá un 14,8 % con respecto al 2021, hasta alcanzar los 176.000 millones de dólares (153.800 millones de euros al cambio), según datos de la consultora IDC.

Estados Unidos estará a la cabeza en inversión en esta tecnología, con 76.500 millones de dólares (66.934,8 millones de euros) en 2022, seguido de Europa occidental, con 30.600 millones (26.773 millones) y China, 20.800 millones de dólares (18.199).

La consultora estadounidense se refiere al gasto de empresas y proveedores de servicios en hardware, software y servicios para soluciones de “edge computing”, que seguirá subiendo al mismo ritmo año a año hasta alcanzar 274.000 millones de dólares (239.433 millones de euros) en 2025.

El “edge computing”, traducido al español como computación al borde, permite que los datos que se producen en un dispositivo sean procesados en ‘minicentros’ que se ubican cerca de donde estos se generan.

Hasta ahora, estos datos viajaban a un nodo central para ser procesados, y a continuación regresaban a su lugar de origen, un proceso, que además de consumir ancho de banda, requería un tiempo, denominado latencia. Con el ‘edge computing’, se pretende evitar este recorrido.

Para hacerse una idea de lo que será esta tecnología, la Comisión Europea contempla que se necesiten unos 10.000 nodos de “edge” (minicentros de datos) en 2030.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, estimó hace unos meses que de estos 10.000, unos 1.000 tendrían que instalarse en España. A día de hoy, no hay novedades al respecto, según han dicho a EFE fuentes de la secretaría de Estado.

El mercado del “edge computing” en Europa se ha desarrollado significativamente en los últimos años y se espera que casi duplique su valor en 2025, según IDC.

Se calcula que casi el 30 % de las organizaciones europeas planea comenzar a usar tecnologías de “edge computing” en los próximos dos años y, al margen de la fase piloto, las soluciones relacionadas con edificios inteligentes, operaciones de fabricación o gestión de activos de producción serán las más frecuentes.

150 CASOS DE USO

IDC ha identificado más de 150 casos de uso para el “edge computing” en diferentes sectores, de los que dos serán los que acapararán mayores inversiones en este año 2022 (redes de distribución de contenidos y virtualización de las funciones de red), que generarán un gasto total de 26.000 millones d dólares este año.

Para las empresas, los casos de uso que requerirán mayores inversiones en 2022 serán los relacionados a las operaciones de fabricación, gestión de activos de producción, redes inteligentes, operaciones omnicanal, seguridad pública y emergencias, monitoreo de carga y sistemas de transporte inteligentes.

IDC espera que el gasto mundial en hardware y servicios de “edge computing” represente el 85 % del total en 2022, mientras que el resto se destine al software.

La consultora cuantifica este mercado a partir de los gastos previstos por empresas y proveedores de servicios en 17 mercados tecnológicos y nueve regiones geográficas.

Fuente: EFE