1 de marzo de 2024

Tipos de penetración que no debes pasar por alto para alcanzar el clímax

Existen tipos de penetración que pueden ayudar a mejorar la experiencia erótica con un encuentro sexual intenso.

Foto: Pixabay.

Existen para todos los gustos, unas con mayor intensidad y otras con más fuerza, pero todas con el objetivo de generar placer

Se define como penetración, sexualmente hablando, el acto de introducir el pene en la vagina durante el coito, generando un nivel de excitación en la pareja, con el fin de que ambos alcancen el clímax. Sin embargo, se debe tener en cuenta que si no se tienen los cuidados correspondientes, esta puede llegar a ser dolorosa.

Para disfrutar del buen sexo y tener el mejor de todos, solo se debe poner en práctica los diferentes tipos de penetración que existen, según lo contemplado en el libro del Kamasutra y, por supuesto, que haya afinidad y deseo entre las personas que participarán.

Tener relaciones sexuales con la persona que se desea es uno de los momentos más excitantes que se pueden tener. Sin embargo, existen tipos de penetración que pueden ayudar a mejorar la experiencia erótica con un encuentro sexual intenso, las cuales se pueden incluir en la intimidad para tener un orgasmo garantizado.

A continuación, una pequeña lista explicada con los tipos de penetración que se pueden emplear a la hora de mantener relaciones sexuales:

Fricción

En este caso, la mujer se encarga de guiar con su mano el miembro del hombre y para colocarlo cerca de su vagina. Lo introduce dentro de ella, aunque no muy profundamente, puesto que la fricción se concentra principalmente en los labios vaginales.

Hacia adelante

La mujer se coloca encima del hombre, en la posición que se conoce como vaquera, pero con una leve inclinación hacia atrás para que el pene durante la penetración roce con dureza las paredes vaginales generando un gran placer en la mujer.

Intermitente

Se considera uno de los tipos de penetración más excitante que existe, pues el hombre debe introducir el miembro en la vagina, sacarlo y posteriormente volver a penetrar con fuerza llegando hasta el fondo. La característica de esta penetración es que los movimientos deben ser pausados, pues tiene como propósito retrasar la eyaculación en el hombre y que la mujer pueda alcanzar el clímax.

Vaivén

Otra forma satisfactoria de penetración para la mujer, aquí el hombre introduce su pene en la vagina y debe realizar movimientos de lado a lado, en un intento por estimular los laterales de las paredes vaginales y así alcanzar mayores niveles de excitación.

Sencilla

Es la más habitual a la hora de tener relaciones sexuales, esta se usa en la posición del misionero donde ambos genitales se encuentran frente a frente. Aquí hay una penetración media y algo profunda, pero se puede tornar intensa si la mujer eleva sus piernas y un poco la pelvis, se puede ayudar con un cojín y así permitir la estimulación del punto G.