16 de abril de 2024

UE dice que las elecciones presidenciales de Senegal demostraron la solidez de sus instituciones

Enespanol24.com – Los observadores electorales de la Unión Europea (UE) valoraron positivamente este martes el desarrollo de los comicios presidenciales celebrados en Senegal el pasado domingo, al destacar que la votación demostró la «solidez» de las instituciones del país africano.

«Estas elecciones han demostrado la solidez de las instituciones», dijo a EFE durante la presentación de las conclusiones preliminares en Dakar Javier Nart, presidente de la delegación enviada por el Parlamento Europeo junto a la misión de observación electoral de la UE.

“(Antes de los comicios) el panorama en Senegal era de extrema gravedad desde el momento en que el presidente (saliente), Macky Sall, suspendió las elecciones”, destacó Nart.

“Pero funcionaron las instituciones y el Consejo Constitucional determinó que las elecciones debían llevarse a cabo”, añadió.

Los observadores europeos lanzaron este mensaje cuando, a falta de que la Comisión Nacional Electoral Autónoma (CENA) haga públicos los resultados oficiales provisionales, las estimaciones de voto proyectan una victoria aplastante del líder opositor Bassirou Diomaye Faye, de 44 años, que lograría más del 50 % de los sufragios necesarios para evitar una segunda vuelta.

Frente a su anticipada victoria, tanto Sall como el candidato oficialista y ex primer ministro Amadou Ba aceptaron el lunes la derrota del segundo y felicitaron a su rival en las urnas.

“Varios candidatos (…) se han expresado para felicitar a Faye por su probable elección en primer término. Esto ha contribuido a un clima postelectoral pacífico”, subrayó la eurodiputada sueca Malin Björk, jefa de la misión de supervisión electoral en rueda de prensa.

Durante la jornada de votación, la misión dispuso de alrededor de 100 observadores distribuidos por todo el territorio senegalés.

Tras los comicios de 2012 y 2019, esta es la tercera misión que la UE pone en marcha en Senegal, cuya reputación como uno de los países más estables de África occidental se tambaleó a raíz de la crisis desatada por el aplazamiento de las elecciones.

Las elecciones presidenciales del domingo se presentaron como una lucha entre dos modelos antagónicos representados por Ba, de 62 años, y Faye para suceder a Sall, quien había agotado los dos mandatos permitidos por la Constitución desde su llegada al poder en 2012.

Faye, una figura muy poco conocida hasta hace poco por el público, concurrió a esos comicios en sustitución de Ousmane Sonko, el principal líder opositor de Senegal, después de que su candidatura fuese rechazada por el Consejo Constitucional, máxima autoridad electoral del país.

Faye y Sonko estaban detenidos desde mediados del pasado año y fueron liberados el 14 de marzo, ya iniciada la campaña electoral, en el marco de una amnistía como gesto del presidente saliente para apaciguar las protestas por el aplazamiento de los comicios.

Los dos políticos opositores fundaron en 2014 el partido Patriotas de Senegal por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad (Pastef), una formación ilegalizada el pasado julio.

En poco más de una década esta amalgama opositora se convirtió en la segunda fuerza política de Senegal, especialmente por el carisma público de Sonko con su discurso «antisistema» y de denuncia del neocolonialismo francés.

Las elecciones estaban previstas para el pasado 25 de febrero, pero Sall las pospuso indefinidamente por dudas sobre la idoneidad de la lista de los candidatos presidenciales, lo que provocó unas fuertes protestas en las calles, que fueron dispersadas con dureza por la Policía y en las que murieron al menos cuatro personas.