Un centenar de personas han muerto en el naufragio de Calabria en Italia

n centenar de personas han perdido la vida en el naufragio ocurrido este domingo frente a las costas de Calabria (sur de Italia), indicaron a Efe fuentes de la Organización Internacional para la Migración (OIM), que lanzó un llamamiento a los gobiernos para que “den prioridad al socorro en el mar”.

“Entre los cuerpos recuperados y los desparecidos son un centenar las víctimas mortales, un número enorme”, dijo el portavoz en Italia de la OIM, Flavio di Giacomo, al explicar que según los testimonios de los supervivientes en la embarcación viajaban 180 personas.

Hasta el momento, se han localizado 82 supervivientes y se han recuperado 62 cadáveres, mientras que el resto permanecen desaparecidos: “Esto quiere decir que cerca de cien personas han perdido la vida, aunque nunca sabremos el número exacto”.

Di Giacomo reveló que el número de víctimas de este año “era ya alto”, pues a fecha del 24 de febrero, en el Mediterráneo Central, la OIM había calculado 182 muertos, antes de esta tragedia, con lo que ahora se puede hablar de “casi 280 muertos en estos dos primeros meses del año”.

En todo 2022, el número se elevó a 1.417 fallecidos, mientras que desde 2014, “cuando nuestra unidad de vigilancia empezó a hacer este triste calculo, ha habido 20.500 muertos, un dato que aumenta a 25.000 si calculamos todo el Mediterráneo”.

“La ruta del Mediterráneo central, las aguas en torno a Italia y Libia, es la más peligrosa del mundo”, aseguró.

En el caso de la “ruta turca”, como la que seguía la embarcación naufragada cerca de Crotone (Calabria), que había salido de Turquía cuatro días antes, la llegada de migrantes “es todavía numéricamente baja, no se puede hablar de una emergencia”, dijo el portavoz, al señalar que el año pasado en Italia hubo 105.000 desembarcos, la mitad que en 2016.

“Pero la visión eurocéntrica hace que pensemos que hay una emergencia numérica de refugiados en Italia, cuando no es así, es un numero residual, los movimientos se quedan en África y Asia, y la mitad de los que llegan son de nacionalidad afgana, debido a la crisis desatada en agosto de 2021 en ese país”, explicó.

Es necesario, según el portavoz de la OMI, “una visión humanitaria” porque “se habla mucho en Europa de defensa de las fronteras, pero estas no son personas de las que haya que defenderse, sino personas desesperadas a las que hay que ayudar”.

“Mientras nuestra visión sea de seguridad y no humanitaria las tragedias como las de ayer seguirán sucediendo”, dijo.

Insistió a Efe en que “la prioridad debe ser el socorro en el mar, del que deben hacerse cargo todos los países interesados” y consideró “increible que nadie, nadie, nadie, haya visto esta barco con 180 personas a bordo hasta que se hundió a 150 metros de Calabria, tras pasar por aguas territoriales griegas y maltesas”.