¡Un paso más hacia el desarrollo! Canadá prohíbe terapias de conversión

El proyecto autorizaría a los tribunales a la incautación de anuncios sobre las terapias de conversión y eliminación de los mismos.

Pareja homosexual / Foto: Pixabay.

Fue una promesa del primer ministro Justin Trudeau antes de asumir el mando del país

La Cámara baja de Canadá autorizó el proyecto de ley para la prohibición de las terapias de conversión, creadas para supuestamente imponer la heterosexualidad en las personas pertenecientes a la Comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBTI). La propuesta se realizó en octubre, bajo el Gobierno del primer ministro Justin Trudeau.

Fue una de las promesas electorales más sonadas de Trudeau, durante los comicios de 2019 y tras una tercera lectura, el proyecto obtuvo el visto bueno, con una votación final de 263 votos a favor y 63 en contra. La mayoría de los votos negativos se presentaron en la bancada conservadora, mientras que el Nuevo Partido Democrático, el Bloque Quebequés y el Partido Verde se mostraron positivos con esta iniciativa.

“Las terapias de conversión no tienen cabida en Canadá. Y a pesar de que más de la mitad de los conservadores votaron contra nuestro proyecto de ley que busca criminalizar esta práctica nociva y degradante, la Cámara lo adoptó. Siempre defenderemos los derechos de los canadienses LGTBIQ+”, escribió el primer ministro Trudeau en Twitter.

El texto que pasó al Senado penaliza el acto de someter a un menor a terapias de conversión o llevarlo al exterior con el mismo objetivo, también condena el hecho de ejecutarlas en un adulto contra su voluntad, recibir dinero a cambio de estos servicios o hacer publicidad de los mismos, lo cual, en el peor de los casos, recibiría una condena de cinco años de cárcel.

“La terapia de conversión es todo servicio, práctica o tratamiento concebido para transformar la orientación sexual de una persona a fin de tornarla heterosexual, restablecer la identidad de género a la que corresponde al sexo atribuido en el nacimiento o reprimir o reducir la atracción sexual o los comportamientos sexuales no heterosexuales”, explica el texto sobre esta práctica.

De acuerdo con la Asociación Psicológica Canadiense (CPA) las terapias de conversión pueden derivar en “consecuencias negativas, como angustia, ansiedad, depresión, una imagen negativa de uno mismo, una sensación de fracaso personal, dificultad para mantener relaciones y disfunción sexual”.

Asimismo, datos que maneja el Gobierno canadiense, suministrados por una encuesta entre noviembre de 2019 y enero de 2021, uno de cada cinco varones en Canadá que no se identifican bajo la heterosexualidad, sufren o sufrieron intentos de cambiar su orientación sexual, identidad de género o expresión de género.

Nuevos delitos en el Código Penal de Canadá

Con base en lo expuesto anteriormente, el Código Penal canadiense contempla cinco nuevos delitos:

  • Causar que un menor se someta a terapia de conversión (un delito híbrido con una pena máxima de 5 años de condena).
  • Llevarse a un menor de Canadá para someterse en el extranjero a una terapia de conversión (un delito híbrido con una pena máxima de 5 años).
  • Hacer que una persona se someta a una terapia de conversión en contra de su voluntad (un delito híbrido con una pena máxima de 5 años).
  • Extraer beneficios de proporcionar terapia de conversión (un delito híbrido con una pena máxima de 2 años de condena).
  • Anunciar una oferta para ofrecer terapia de conversión (un delito híbrido con una pena máxima de 2 años).

Asimismo, el proyecto autorizaría a los tribunales a la incautación de anuncios sobre las terapias de conversión y eliminación de los mismos de la interfaz digital. No obstante, no se incluyen las conversaciones privadas en las que se pongan sobre la mesa opiniones personales sobre la orientación sexual, sentimientos o identidad de género.